El Forjista

Kirchner y el arte de lo imposible

Biografía de Néstor Kirchner

Capítulo 2 - Universidad y militancia

Al llegar a la ciudad de La Plata se instaló en una pensión ubicada frente a la estación del ferrocarril donde compartía habitación con Juan Carlos Conochiari, quién fuera asesinado por la dictadura militar en 1977.

El ambiente político en el país estaba muy convulsionado, a los pocos días de ingresar a la facultad se produjo El Cordobazo fue el 29 de mayo de 1969, suceso que unió a obreros y estudiantes marchando juntos para repudiar la política socio-económica de la dictadura del general Juan Carlos Onganía, gobierno que comenzó a resquebrajarse producto de la rebelión popular.

En 1970 Néstor Kirchner inició su militancia en la Federación Universitaria de la Revolución Nacional (FURN) una agrupación peronista, en Derecho eran pocos apenas unos 15 donde predominaba la Franja Morada y la mayoría de los profesores eran antiperonistas, pero en los años siguientes se produjo un crecimiento exponencial por el vuelco de una inmensa cantidad de jóvenes a la política y en particular hacia el peronismo, muchos de esos jóvenes procedían de familias antiperonistas de la clase media.  

La FURN había surgido en 1967, siendo una de las primeras agrupaciones peronistas universitarias, un ámbito que hasta ese momento no le había sido propicio al peronismo, entre sus fundadores se encontraban Rodolfo “El turco” Achem, Carlos Miguel y Carlos Negri.

Cuando Kirchner se integró a la FURN los dirigentes en Derecho eran Carlos Kunkel, Carlos Negri, Carlos Kuto Moreno y Marcelo Fuentes, este último fue senador hasta el 10 de diciembre de 2019 y jefe del bloque que integraba Cristina Fernández de Kirchner.

Cuando la FURN creció, sus militantes comenzaron a efectuar tareas en los barrios, los de Derecho realizaban asesoría jurídica en los barrios más carenciados, Néstor Kirchner junto a otros estudiantes colaboraba con la Comisión Vecinal del Barrio Los Hornos.  

La FURN editaba el periódico Patria y Pueblo que levantaba como consigna central “Patria Si, Colonia No”, la publicación estaba orientada a cuestionar a las agrupaciones rivales con una cuota enorme de ironía.

Néstor Kirchner era alto y flaco, usaba anteojos, llevaba el pelo largo y era renuente a vestirse con trajes como era común entre los estudiantes de abogacía, usaba una campera verde y llevaba a todos lados un libro bajo del brazo.

Fue un militante de base de la FURN y formó parte de la Banda Púrpura, integrada por los más grandes de la agrupación porque se encargaban de la seguridad, especialmente en las marchas y los actos, pero además requería trenzarse en peleas con las agrupaciones rivales cuando aquellas pretendían romper o quitar uno de sus carteles.  

Antes que llegaran los tiempos más peligrosos las peleas eran a golpes de puño con la Franja Morada principalmente, pero después que se produjo una escisión en la FURN en la que dio nacimiento la Federación de Agrupaciones Eva Perón (FAEP) las disputas también se produjeron entre los grupos peronistas.

Un tiempo después la situación se puso mucho más riesgosa cuando las bandas de ultraderecha comenzaron a actuar en las facultades, como el Comando de Organización (CdeO) y principalmente la Concentración Nacional Universitaria (CNU), que era un grupo minúsculo, pero sumamente peligroso porque andaban armados y terminaron integrando la triple A comandada por López Rega que asesinó a gran cantidad de militantes populares, artistas, intelectuales y hasta sacerdotes como el Padre Mujica.  

La FURN tenía una finalidad política, asumir la defensa peronismo y realizar un severo cuestionamiento a la dictadura dejando de lado las reivindicaciones estudiantiles, organizaban charlas con la presencia de pensadores nacionales como Arturo Jauretche u organizaban la proyección del film La Hora de los Hornos de Pino Solanas y Octavio Getino.

Tiempo después Kirchner dejó la pensión para compartir un departamento con Omar Busqueta que también era militante de la FURN, su familia le enviaba una mensualidad con la que hacía frente a los gastos.

Uno de los gustos que Kirchner pudo darse por su traslado a La Plata fue el de concurrir a la cancha de Racing los días domingo, también jugaba al fútbol en partidos organizados por los estudiantes, participaba de asados y picnis con largas rondas de mates donde la política era el tema predominante, también se organizaban guitarreadas, todas estas actividades le permitieron ir nucleando a los estudiantes que procedían de la distante Santa Cruz, formando una especie de hermandad que se reunía asiduamente.  

Más allá de la militancia y las reuniones sociales no podía descuidar los estudios por la cuestión de la beca, desde que llegó a La Plata supo que su destino estaba en Santa Cruz, en febrero de 1971 Néstor le dijo a un compañero: “Sabes que, Daniel, yo quiero hacer política en mi provincia. Acá vengo a aprender, pero mi lugar está en Río Gallegos”. (1)

Perón regresó a la patria el 17 de noviembre de 1972 luego de 17 años de forzado exilio, el día antes la FURN movilizó 10.000 jóvenes para recibir al líder a pesar de la prohibición de la dictadura que impidió que los militantes llegaran hasta el aeropuerto de Ezeiza.

El 25 de mayo de 1973 día en que el peronismo regresó al gobierno Néstor Kirchner era feliz en la Plaza de Mayo con la columna de la agrupación universitaria que había marchado con un enorme cartel que decía: “Patria Si – Colonia No”, cuando le tocó asumir la presidencia también un 25 de mayo, se zambulló en la multitud recordando aquella fiesta popular.  

Después de la asunción de Héctor Cámpora a la presidencia, las dos agrupaciones peronistas de La Plata FAEP y FURN terminaron unificándose bajo la denominación de Juventud Universitaria Peronista (JUP).

El trágico 20 de junio de 1973 en el regreso definitivo de Perón a la Argentina se produjo la que se conoció como la Masacre de Ezeiza en que los grupos de ultraderecha y algunos sectores del sindicalismo atacaron a los grupos juveniles como forma de impedir que mostraran toda su capacidad de movilización.

La FURN intentó llegar a las cercanías del palco, pero no pudo hacerlo por la lluvia de balas que provenían del palco y de francotiradores ubicados estratégicamente, Kirchner concurrió a esa movilización en una camioneta cargada de agua y comida para los militantes que formaban parte de la numerosa columna de La Plata.  

Cristina fue con su madre Ofelia Wilhem que se empecinaba en permanecer, a pesar del tiroteo incesante, hasta que fue convencida por su hija que mejor era retirarse y emprender el triste regreso a La Plata.

Néstor Kirchner y Cristina Fernández se conocieron en el día de la primavera de 1974, ella tenía 20 años y él 23, se casaron siete meses después. Ese día, los estudiantes de Santa Cruz organizaron un picnic en el Parque Pereyra Iraola, Néstor participó del mismo y luego se dirigió al departamento donde Cristina y su amiga Ofelia “Pipa” Cedola estaban estudiando, Pipa era la novia de Omar Busqueta que compartía el departamento con Néstor.

Ofelia Cedola debió retirarse porque había fallecido su abuela, Néstor se ofreció para ayudarle a Cristina a preparar la materia, no fue muy útil para ese cometido, pero les sirvió para comenzar a conocerse.  

Luego las dos parejas llegaron a preparar alguna materia juntos, aunque mientras Cristina era de las consideradas “tragas” que se esmeraban por sacar buena nota, Néstor se contentaba con aprobar.

Cristina Fernández había comenzado a estudiar Psicología carrera que abandonó para continuar en Derecho, era hija de Ofelia Wilhem militante sindical de la Asociación de Empleados de Rentas e Inmobiliarios AERI y de Eduardo Fernández que era colectivero y simpatizante del radicalismo.

Trabajó desde los 18 años en el Ministerio de Economía en La Plata, simpatizaba con el peronismo, aunque no militaba en la universidad, sin embargo, estaba más cercana a la FAEP.  

Cada receso de verano Kirchner regresaba a su provincia, en el retorno de la democracia en 1973 el gobernador de la Provincia de Santa Cruz fue Jorge Cepernic al que Kirchner admiró, aprovechaba la circunstancia para pasar por la Unidad Básica de la JP, “Mártires de Trelew”, donde militaba su amigo de la infancia Oscar Cacho Vázquez.

En uno de esos regresos a Santa Cruz participó como extra de la filmación de la película La Patagonia Rebelde basada en el libro de Osvaldo Bayer, hizo el papel de obrero que marchaba portando una bandera roja, varios militantes de la Juventud Peronista participaron de esa película.

Ni Néstor ni Cristina coincidieron con la posición adoptada por Montoneros a partir del regreso de la democracia, luego de un breve interregno la organización política-militar regresó a la política de atentados, el 1° de mayo de 1974 cuando la J.P de las Regionales desafiaron a Perón, Cristina no concurrió a la Plaza de Mayo y Néstor lo hizo pero no con las columnas que respondían a Montoneros.

A medida que Montoneros tomaba el control de la JP y la verticalizaba, se adoptaron decisiones inconsultas y se enfrentaban con Perón, en esta estrategia se inscribió el asesinato del secretario general de la CGT, José Rucci, muchos miembros de la JP se fueron distanciando, Achem y Negri que habían sido dirigentes de la FURN fueron expresión de ese alejamiento.

El 18 de mayo de 2003 en un reportaje publicado en Clarín, Cristina respondió a la pregunta ¿que crítica le realizaría a la generación de los setenta?, respondió: “Su militarización. Su desprecio por los instrumentos democráticos que, en definitiva, era un desprecio a la voluntad popular… Lo pecaminoso es no confiar en la voluntad popular y lo tonto en creer que se puede cambiar una sociedad si ella no está jugada en el propio cambio. Había infantilismo político, reduccionismo, omnipotencia. Pero de mi generación reivindico sí la preparación intelectual, el compromiso, los valores, tantas cosas”. (2)

El 12 de junio de 1974 Perón dio su último discurso desde los balcones de la Casa Rosada, denunciando a los sectores del poder económico que atentaban contra la democracia y el gobierno, Cristina estuvo presente en ese acto.

Ambos estuvieron presentes el día del fallecimiento del tres veces presidente, en el homenaje que el pueblo le rindió a su líder aquel 1° de julio, habían marchado con una inmensa columna procedente de La Plata.

Cuando el 7 de octubre de 1974 el gobernador de Santa Cruz, Jorge Cepernic es obligado a renunciar por su buena relación con los sectores juveniles, Kirchner viajó a su ciudad natal a participar de las protestas, en dichas manifestaciones fue detenido y pasó unos días en prisión.  

El 8 de octubre son secuestrados y asesinados en La Plata el Turco Achem y Carlos Miguel dos de los fundadores de la FURN, autos sin identificación los detuvieron por separado y los mataron juntos.

Cristina y Néstor se casaron el 9 de mayo de 1975 sólo por civil, hubo una modesta celebración en la casa de la tía de Cristina en City Bell con pocos invitados, los consuegros se conocieron en esa oportunidad, también participaron nueve amigos de Néstor y Cristina que al final entonaron la marcha peronista. Oscar Cacho Vázquez amigo de la infancia y testigo de la boda viajó desde Río Gallegos.

La madre de Cristina le consiguió a Néstor un trabajo en el ministerio donde trabaja su esposa, el matrimonio se fue a vivir a un pequeño chalet en City Bell que era del padre de Cristina, al poco tiempo de casarse el matrimonio le dio refugio a una pareja de amigos conformada por Gladis Dalessandro y Carlos “Chiche” Labolita que vivieron con ellos hasta comienzos de 1976.  

Gladis y Chiche habían abandonado Montoneros y debieron dejar la casa donde vivían porque pertenecía a la organización, Cristina le ofreció a la pareja que se fueran a vivir con ellos.

A fines de 1975 Néstor y Cristina viajaron a Río Gallegos para pasar las fiestas, el 6 de enero de 1976 ambos fueron detenidos junto a Cacho Vázquez y su esposa, estuvieron detenidos 17 días, cuando fueron liberados regresaron a La Plata.

Cuando ambos estuvieron detenidos, Giselle, la hermana de Cristina, le fue a advertir a Gladis y Chiche que dejaran la casa porque podían ir a buscarlos, la pareja decidió irse a vivir con otros compañeros.  

De retorno de Río Gallegos Cristina y Néstor también decidieron dejar la casa de City Bell para irse a vivir a una pensión, la represión en La Plata era particularmente activa aun antes del golpe de Estado, autos sin chapa recorrían las calles, era habitual escuchar disparos por las noches y todos los días se producían novedades de compañeros muertos.

Cristina quedó muy afectada por los días de detención en Río Gallegos consideraba que era suicida quedarse en La Plata, pero Kirchner le decía que quería recibirse.  

Cristina le decía: “¿Para qué querés un título en un país donde no se sabe si al día siguiente vas a estar vivo?”

A lo que Néstor respondía: “Quiero hacerme una posición porque voy a ser gobernador de Santa Cruz”

Mientras que su esposa retrucaba “El título te lo van a dar en el cajón, muerto” (3)

Cristina no se tomaba en serio las ambiciones de su marido, le parecía un disparate que en esos momentos en que dictadura asolaba el país hubiera alguien pensando en el retorno de la democracia, ella en cambio tenía como mayor aspiración sobrevivir y evitar lo que le estaba pasando a miles de compañeras y compañeros de militancia.

El 23 de marzo de 1976 a la noche, Néstor no durmió escuchando la radio, despertó a Cristina para avisarle que el golpe de estado se había consumado, también le avisó a Chiche y Gladis que estaban instalados en la habitación de al lado en la pensión.

Ambas parejas hicieron los bolsos, se despidieron, irían a distintas casas de compañeros por unos días hasta verificar cómo venía la represión, Néstor se apresuró a dar las ultimas materias para recibirse y partir a su ciudad natal, el 3 de julio dio la última materia.  

Una semana después Gladis y Chiche partían hacia Las Flores, cuando se enteraron que habían detenido al padre de Chiche, sabiendo que lo buscaban a él decidió entregarse para salvar a su padre, ni bien se presentó quedó detenido, luego de un largo período de torturas pasaría a integrar la lista de desaparecidos, su padre estuvo en prisión cinco años, Gladis sufrió el allanamiento de su casa y fue sometida a un simulacro de fusilamiento.

Ni Néstor, ni Cristina se olvidaron de Chiche y Gladis, años después cuando había retornado la democracia y Néstor andaba por Las Flores y preguntó en una estación de servicio donde vivía Gladis, fue hasta su casa, en otra oportunidad, en vacaciones la invitaron a pasar unos días a una quinta que habían alquilado en Gonnet.

Ya siendo presidente, Cristina la invitó a Gladis a conocer la Quinta de Olivos y en 2004 Néstor participo de un homenaje a los cinco desaparecidos de Las Flores entre los que se encontraba Chiche Labolita. Gladis Dalessandro tiene una peluquería en Las Flores y sigue militando.  

“El 25 de mayo de 2003, exactamente a las 16:51, Néstor Carlos Kirchner volvió a ser Lupin, aquel joven eufórico que se sentía parte de un momento histórico en plena primavera camporista”. (4)

Ese día, varios de sus compañeros de militancia en la FURN fueron invitados a la asunción estaban Lía Salgado, Marcelo Fuentes, Maité Oliva, Carlos Cuto Moreno y Carlos Kunkel.

Pero en la mente y los corazones de todos ellos están presentes las compañeras y compañeros muertos y desaparecidos por los grupos parapoliciales y la dictadura.  

Ir al siguiente capítulo

(1) Setentistas De La Plata a la Casa Rosada. Fernando Amato y Christian Boyanovsky Bazán. Editorial Sudamericana 2008. Págs. 91 y 92
(2) Diez años. Una década de gobierno kirchnerista. Daniel Míguez. Planeta 2013. Pag. 55
(3) Setentistas De La Plata a la Casa Rosada. Fernando Amato y Christian Boyanovsky Bazán. Editorial Sudamericana 2008. Pág. 298
(4) Idem Pág. 320

Volver al índice