Placeholder image

El Forjista

Juana Azurduy, generala de Bolivia y Argentina

Capítulo 17 - La admiración de Belgrano

 

 

Padilla obtuvo un importante triunfo en El Villar donde la valiente participación de Juana fue premiada a propuesta del general Belgrano con el grado de teniente coronel del Ejército Argentino, a pesar de las diferencias con mantienen con Buenos Aires, continúan utilizando los colores celeste y blanco adoptados por Belgrano para la bandera, cada dato que se va incorporando son una confirmación de la tamaña injusticia cometida con Juana Azurduy y Manuel Ascencio Padilla.

El matrimonio mantuvo una relación de mutuo respeto y admiración con Belgrano que siempre reconoció el inmenso sacrificio realizado por los caudillos altoperuanos para evitar que los godos ingresaran en el territorio nacional y que junto con la actuación de Güemes y sus gauchos era lo que impedía que llegaran hasta Buenos Aires.

Manuel Belgrano también ascendió a coronel a Padilla el 23 de octubre de 1816 pero la notificación llegó tarde, el caudillo había muerto como correspondía a un patriota luchando por la libertad.

La carta de Belgrano desde Tucumán decía: “Incluyo a Ud. El despacho de Coronel de Milicias Nacionales a que le considero acreedor por los loables servicios que se me ha instituido está ejerciendo en esos destinos de libertarlos del yugo español lo que ya ha jurado nuestro Soberano Congreso, resuelto a sostenerlo con cuantos arbitrios quepan en los altos alcances de su elevada austeridad”.

Los españoles acumulaban tropas a los efectos de atacar a los guerrilleros en condiciones de superioridad numérica y de medios que le permitiera asegurarse una victoria aun cuando las pérdidas fueran considerables, más aún cuando el matrimonio le estaba provocando serios reveses cuando en Tinteros al mando de 1000 indios y 150 fusileros había obtenido otra victoria, aunque a costa de importantes pérdidas.

Ir al capítulo siguiente

Volver al índice