El Forjista

Editorial

Periodistas nobles

Episodio I : Eduardo van der Kooy

Octubre de 2008

Bajo este título no nos referimos a periodistas caracterizados por su nobleza sino por ser integrantes de ese ejército disciplinado que lidera la Sra. Ernestina Herrera de Noble, presidenta de uno de los grupos económicos más poderosos de la Argentina.
El Sr. van der Kooy se ha mostrado sumamente irritado por las declaraciones realizadas por la presidente de los argentinos en los Estados Unidos a raíz de la enorme crisis financiera que padece el neoliberalismo.
La presidente puso en evidencia que aquellos mismos bancos que calificaban a nuestro país de poco seguro y cuestionaban el rumbo de nuestra economía, son los mismos que ahora caen como castillos de naipes, producto de una descomunal especulación que muy pocos gurúes económicos y periodistas políticos pudieron anticipar.
Es más, los periodistas de Clarín tan entusiasmados estaban anunciando la inminente debacle económica Argentina, que no pudieron enterarse hasta el mismo momento que estalló en sus narices, de esta espectacular crisis ocurrida en el Primer Mundo.
Tampoco fue del agrado del periodista de Clarín, que la Sra. presidente osara colocar el nombre de “efecto jazz” a esta debacle, precisamente son los mismos periodistas que se cansaron de bautizar las crisis que ocurrían en los países dependientes los que ahora se molestan cuando se trata de mostrar los desaguisados que ocurren en los países poderosos.
Además la presidente se preguntó si el FMI le daría a los Estados Unidos y Europa, los mismos consejos de ajustarse que nos daba a nosotros y que nos llevaron al cataclismo económico del 2001.
El Sr. van der Kooy ve con buenos ojos las decisiones adoptadas por el gobierno argentino, en cuanto al arreglo con el Club de París y el anuncio de la reapertura del canje de bonos de aquellos acreedores que no ingresaron en la oportunidad anterior, pero no le gusta las formas, especialmente las críticas realizadas a los poderosos banqueros internacionales y al gobierno norteamericano.
Nosotros por el contrario, creemos que para evaluar las dos medidas hay que esperar aún cuales serán los beneficios o los perjuicios para el país, pero eso sí, apoyamos decididamente las declaraciones efectuada por la Sra. de Kirchner al poner en evidencia los erróneos manejos de los banqueros y los organismos financieros internacionales.
Lo que no hay que perder de vista es que las críticas del Sr. van de Kooy como de Clarín en general, no son más que cuestionamientos de quienes añoran el pasado de políticas neoliberales
Este periodista no puede ocultar su admiración hacia los Estados Unidos, así lo dice en su comentario del 28 de septiembre de 2008:”Estados Unidos es, sin dudas, una nación con una democracia en muchos aspectos envidiable”
Se referirá el periodista de Clarín a que el vicepresidente de ese país apoya abiertamente la utilización de la tortura, se referirá tal vez a las invasiones de Afganistán e Irak, o quizá a lo ocurrido en las prisiones de Guantánamo y de Abu Grhaib.
Sin duda desde la asunción de Bush hubo un reproceso generalizado, pero particularmente en los Estados Unidos, del respeto a los derechos humanos. Esto no sólo se registró en el exterior, también internamente se ha intensificado en control sobre los ciudadanos.
O se referirá a la utilización de parte del presidente Bush de los más espectaculares superpoderes, muy superiores a los que van der Kooy critica en la Argentina, para salvar a los grupos empresarios amigos y dejar hundir a quienes no lo son.
El Sr. van der Kooy no utiliza la palabra imperialismo, eso si ha detectado que la Argentina es un país dependiente. ¿de quién, de los Estados Unidos? ¿de Europa? No de ninguna manera, ¡lo es de Venezuela!, y de esta manera concluye cayéndosele la careta al Sr. periodista de Clarín.
Esto es lo que le molesta a van der Kooy lo mismo que le molesta a los Estados Unidos, la relación amistosa y beneficiosa para toda América Latina, entre Venezuela y la Argentina.
No nos preocupan las críticas que los periodistas de la Sra. de Noble puedan efectuar al kirchnerismo, desde este sitio hemos realizado variadas críticas a esta gestión y la anterior, por ejemplo por las mútliples concesiones que se realizaron al grupo Clarín o a Daniel Hadad, ninguna de las cuales fueron mencionadas por el Sr. van der Kooy, a lo que si nos oponemos, es a los intentos por retornar a los oscuros momentos de la dictadura financiera de los poderosos grupos económicos, de los que Clarín forma parte, y que nos condujeron a la espantosa crisis económica que llevó padecimientos a los más pobres e incremento de sus ganancias a los grupos del privilegio, tanto nacionales como extranjeros.
En definitiva lo que Clarín y sus comentaristas ocultan detrás de sus análisis, no es otra cosa que la nostalgia por retornar a un momento de la política argentina donde nos caracterizábamos por la sumisión a los grupos de poder financiero, a nosotros no nos importa tanto los buenos modales sino la sustancia de la cuestión, esto es lograr la mayor cuota de independencia posible para nuestro país.

Volver a la Página Principal