El Forjista

Massa: Úselo y tírelo

Twitter 

Esa parece haber sido la fórmula utilizada por la oligarquía respecto de Sergio Massa en los últimos días, por oligarquía nos referimos a la clase dominante conformada por banqueros, medios de comunicación, terratenientes, grupos económicos y representantes de las multinacionales quienes hasta no hace mucho, tenían sus expectativas centradas en el ex intendente de Tigre para que intente derrocar al kirchnerismo, pero que ahora han optado por un hombre surgido de sus filas para aplicar sus recetas de recesión y hambre.

Hace dos años los canales de televisión nos saturaban con la tierna imagen de Malena y Sergio, un matrimonio ejemplar al que nadie bien nacido podía negarse a votar con entusiasmo, incluso hasta no hacía falta hablar de política porque la sola foto familiar nos debía bastar para convencernos de las bondades de un político que además decía lo que el público de esos medios quería escuchar.

En el 2013 esos sectores corporativos pusieron todos sus esfuerzos y su dinero para que la lista de diputados encabezada por Massa pudiera derrotar a la boleta del kirchnerismo, pensaron que a partir de ese momento se produciría un acelerado éxodo desde el Frente para la Victoria hacia el Frente Renovador mientras también hacían todo lo que estaba a su alcance, con la ayuda de los fondos buitres, para crear un clima apocalíptico que dieron en llamar "fin de ciclo", pero como nada de eso ocurrió ahora torcieron su mirada hacia quién liderara uno de los grupos económicos que se ha enriquecido a costa del trabajo de los argentinos y el saqueo del Estado Nacional.

Con todo acierto los jóvenes kirchnerista entonan con entusiasmo una canción que comenzaba diciendo: "No pasa nada si todos los traidores se van con Massa", efectivamente no pasó nada, salvo la debacle del Frente Renovador.

Para todos aquellos que creemos que la política es uno de los medios para mejorar la vida de las personas, hemos presenciado con cierta lástima, como Sergio Massa se ha humillado para que el "círculo rojo" le diera un lugarcito en sus listas, mendigó lastimosamente y aún después de reafirmar su candidatura a presidente, sigue intentando dañar al FPV aun cuando su arsenal se haya reducido a unas pocas balas de fogueo, con el objetivo de congraciarse con quienes detentan el poder económico.

Pero no puede extrañar este comportamiento en quién no dudó en ser informador de la embajada norteamericana, en ese sentido ha seguido una línea de conducta que ha sido la de ofrecerse como dócil servidor de los poderosos.

La oposición política debería aprender de esta experiencia de Massa y darse cuenta que servir los intereses de las corporaciones sólo puede terminar, más tarde o más temprano, en humillaciones como la que está padeciendo Sergio Massa por estos días, para la oligarquía los políticos son descartables. Somos conscientes que es muy difícil que la oposición adopte una posición en favor de los sectores populares, alejada de los intereses de las clases dominantes, cuando el mismo Massa aún persiste en buscar la protección de esos sectores aunque sea rifando lo que le queda de dignidad.

El "círculo rojo" ha designado a Macri como el piloto que conduzca a la Argentina de regreso a los años del reinado neoliberal, con privatizaciones, despidos y corralito incluido, por eso Massa ha sido despreciado y arrojado a un lado, si son capaces de hacer eso con quién le ha servido sumisamente, no hace falta decir qué serían capaces de hacer con quienes se les enfrentan como es el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, que por ahora ha podido sortear con gran dignidad los ataques de los buitres, las operaciones del tipo Nisman, las desestabilizaciones de las corporaciones mediáticas, los ataques del sindicalismo patronal de los Venegas y Barrionuevo, no obstante habrá que estar atentos porque antes de las elecciones posiblemente intentarán alguna nueva operación para evitar el triunfo del pueblo.

Volver a la Página Principal