El Forjista

Las mentiras de Macri sobre los tarifazos

El presidente Mauricio Macri sigue brindando consejos para disminuir el consumo de energía y de esa manera garantizarle a la población un alivio en el pago de los descomunales incrementos.

También los legisladores de Cambiemos recurrieron a débiles argumentos para tratar de defender los tarifazos al discutirse en el Congreso la ley propuesta por la oposición para retrotraer el valor de las tarifas a noviembre de 2017.

Si la cifra millonaria que el PRO le pagó, con plata del Estado, a Durán Barba le sirvió para algo, fue para enseñarles a mentir de manera descarada sin ponerse colorados y con un desparpajo que lleva a que los receptores de sus mensajes nos preguntemos reiteradamente ¿Estos tipos se creen que el pueblo argentino está compuesto por un hato de estúpidos, incapaces de razonar por sí mismo?

Decimos esto para no repetir lo que afirmaba el periodista Roberto Navarro, despedido de la televisión y la radio por la persecución del gobierno, porque precisamente de eso nos están tomando a todos.

La temperatura a la que debe fijarse el aire acondicionado, la recomendación de estar con un pullover en nuestras casas y la necesidad de usar lámparas LED, con un negocio millonario para los importadores, negocio de que al parecer no está excluida la familia presidencial, son todas recomendaciones que sólo buscan esconder a quién beneficia los salvajes tarifazos implementados por el gobierno.

Estos incrementos no son otra cosa que una fabulosa transferencia de recursos de todos los argentinos a un puñado de grupos económicos, casi todos ellos vinculados con el presidente o algún miembro de su gabinete off-shore.

Es más, el presidente ya ensayó algunas respuestas si el tarifazo no pudiera aplicarse: quitar la Asignación Universal por Hijo, eliminar pensiones por invalidez o disminuir jubilaciones, pero nunca se le ocurrió, lo cual muestra los intereses que defiende, la solución de bajar las enormes ganancias de las empresas.


Gas

Existen dos grandes empresas transportadoras de gas que son las dueñas de los gasoductos que recorren el país por miles de kilómetros, una de ellas es la Transportadora de Gas del Norte cuya propiedad corresponde a la multinacional Techint y que en 2017 alcanzó una ganancia de 841 millones de pesos.

La otra empresa es la Transportadora de Gas del Sur cuyos propietarios son Pampa Energía de Marcelo Midlin asociado a las familias Sielecki y Werthein, cuya ganancia alcanzó en el año pasado la impresionante cifra de los 2.793 millones de pesos.

En cuanto a las distribuidoras de gas a los hogares encontramos a varias empresas, Metrogas propiedad de YPF tuvo una ganancia en 2017 de 774 millones de pesos.

Las otras distribuidoras de gas son Gas Natural Ban propiedad de la empresa española Invergas obtuvo una ganancia de 542 millones, Camuzzi propiedad de la empresa Disvol de Alejandro Macfarlane llegó a un superávit de 842 millones.

Mientras que las empresas Gas del Centro y Gas Cuyana pertenecen a Federico Tomasevic, del grupo Puente Hermanos en este caso asociado con la empresa Magna Inversiones, las ganancias de ambas empresas en el 2017 alcanzaron las cifras de 770 y 588 millones respectivamente.


Electricidad

Entre las generadoras de electricidad se encuentra la Central Puerto del amigo del presidente Nicolás Caputo que obtuvo una ganancia de 3728 millones de pesos el año pasado y que distribuyó entre sus accionistas 1.062, en vez de invertirlos.

Otra empresa generadora es la Central Costanera propiedad de la empresa chilena ENDESA y que alcanzó una ganancia de 369 millones.

La principal transportadora de electricidad en TRANSENER que también pertenece a Pampa Energía y cuyo rédito en el 2017 alcanzó nada menos que 2.375 millones de pesos.

Para concluir veamos ahora a las distribuidoras del fluido eléctrico en los hogares, EDENOR también de Pampa Energía llegó a una ganancia de 691 millones.

Una sorpresa produce EDESUR que declaró una pérdida de casi 1.000 millones, a pesar de haber tenido un sustancial incremento de los ingresos, la maniobra contable que realizó se debió a una previsión abultada producto de las multas por el mal servicio que brinda, esta empresa pertenece a la chilena Distrilec con una participación minoritaria de Caputo.

La distribución de la electricidad ha tenido un protagonista reciente con Rogelio Pagano que es propietario de las empresas EDELAP (la Plata), EDESA (Salta), EDEN  (Norte y Centro Provincia de Buenos Aires), ESES (Sur de la provincia de Buenos Aires), y EDEA (zona costera) y que ha alcanzado una ganancia de 2.233 millones.

Un párrafo en particular merece Pampa Energía con una participación transversal en todo lo relacionado con energía y que llegó en el año pasado a una ganancia de 4716 millones.


Los ganadores

Mientras casi todos los argentinos perdemos producto de un desproporcionado incremento de las tarifas, un puñado de familias incrementan el lucro que alcanzan por la política que este gobierno neoliberal implementa de manera irracional.

Pampa Energía, sin lugar a dudas, es la principal beneficiaria de esta situación, su principal directivo es Marcelo Midlin con notoria cercanía con el gobierno de Mauricio Macri y que no por casualidad fue el comprador de la empresa IECSA que era el principal activo del que fuera el grupo Macri, que el presidente transfirió a su primo Ángelo Calcaterra de manera muy poco clara y que éste ahora vendió a Midlin en un precio que algunos dicen muy barato.

Pero también forma parte del Pampa Energía el poderoso empresario inglés Joe Lewis, el secuestrador de un lago argentino, que el mismo presidente reconoció como su amigo, tal es así que cuando el presidente viajó al sur se alojó en la estancia del magnate y viajó en el helicóptero propiedad de Lewis.

Otra de las empresas que tiene una gran participación en lo relacionado con energía es SADESA considerada la mayor generadora de energía del país propietaria de la Central Puerto que tiene una participación accionaria distribuida de la siguiente manera: Carlos Miguens Bemberg 33,9 %, Nicolás Caputo con el 22 %, Guillermo Reca 22,5%, Familia Escasany 23,6 % y los hermanos Ruete Aguirre con el 7%.

Por cierto que Nicolás Caputo no es otro que el definido por el  presidente como su “hermano del alma”, compañero inseparable desde que se conocieron en el Cardenal Newman.

Otro operador que prácticamente controla la producción de electricidad en la provincia de Buenos Aires es Rogelio Pagano que era un alto directivo de Pampa Energía, empresa que parece ser un semillero de empresarios porque Alejandro Macfarlane, hoy dueño de Camuzzi, también surgió de las filas de la empresa de Midlin.

Macri y Vidal permitieron que se formara un monopolio en la provincia de Buenos Aires que perjudica a los usuarios con una enorme ganancia para las empresas.

Aunque los grandes medios lo oculten y defiendan los tarifazos, la realidad está a la vista y no es otra que el incremento de las tarifas no busca otra cosa que a beneficiar a los amigos del presidente a costa de poner a millones de familias al borde de la miseria, pero esto no es nuevo, ya sabíamos desde hace tiempo que el neoliberalismo mata, que es el precio para asegurarle a una oligarquía que siga lucrando sim importar el precio que deban pagar los demás.

 

Volver a la Página Principal