El Forjista

Lanata y Majul reptando por los tribunales

Nadie se horrorizó, ni siquiera se inmutaron los adalides de la libertad de prensa, pero el 23 de agosto de este año, Lanata y Majul, supuestos periodistas, se trasladaron hasta los tribunales para declarar contra su colega Víctor Hugo Morales apoyando la demanda del empresario Héctor Magnetto, sin que ninguna asociación o sindicato de periodistas se manifieste para repudiar el  accionar patronal de ambos periodistas.

Los periodistas y los osos pandas están en peligro de extinción, en nuestro país muchos de los que aún se autodenominan periodistas en verdad son simples empresarios, mientras que otros se han convertido en meros operadores de la oligarquía, y al igual que un mayordomo servil están dispuestos a realizar cualquier tarea con tal de complacer a sus amos.

Uno de los declarantes acaba de descubrir desde hace poco que existe una grieta y que además parece ser que se trataría de una cuestión folklórica que existe sólo por estos lares, en realidad la lucha entre explotadores y explotados existió desde siempre en todos los lugares, Espartaco y Tupac Amarú fueron una cabal muestra que la grieta mata, lo que ocurre es que algunos descubrieron lo redituable que significa servir a los esclavistas.

La corporación Clarín y su socio ideológico y de negocios durante la dictadura, La Nación, vienen realizando una implacable persecución contra Víctor Hugo Morales y contra todos aquellos que no están dispuestos a callar sobre sus oscuros negocios económicos y políticos.

La libertad de prensa concluye en las puertas de Clarín o de la casa de Magnetto y la viuda de Noble, nadie se puede meter con ellos, se puede insultar a una presidenta, se puede mentir descaradamente sobre gobiernos populares, pero no se puede decir nada sobre el magnate de los medios, tal vez por ello, es que con razón, Magnetto afirme que ser presidente sea un puesto menor.

Ya parte del sueldo de Morales está embargado por Magnetto porque osó pasar una final del mundo entre Boca Juniors y el Real Madrid cuando Clarín había secuestrado el fútbol y no era posible verlo de manera gratuita, en una demostración desmesurada de quienes son los  dueños del fútbol y el país.

Al igual que en la obra de teatro “El centrofoward murió al amanecer” donde un millonario llamado Lupus, sinónimo de lobo, se dedica a coleccionar seres humanos, Magnetto también parece coleccionar ex periodistas que están dispuestos a cualquier acción para mantener satisfecho a su dueño.

 

La declaración de Lanata

Como Lanata ha decidido declarar a favor de su patrón, denostando a Víctor Hugo Morales, se le pregunta sirecibió alguna instrucción para hacer dicha declaración, Lanata se siente ofendido y dice que en 40 años de periodismo nadie le dio instrucciones sobre lo que tenía que hacer.

Entonces si no recibió ninguna instrucción eso quiere decir que se ofreció voluntariamente para defender a su patrón, eso en el barrio generalmente se calificaría como propio de un buchón, pero tal vez más adecuada sea la palabra genuflexo que encaja bastante bien con la utilizada por Lanata cuando combatía contra Clarín e hizo uso de un término similar para descalificar a Ricardo Kirschbaum, Editor General del diario.

Tal vez la diferencia esté en la posición del cuerpo, mientras que genuflexo significa estar arrodillado, Lanata decía de Kirschbaum se había pasado la vida agachado. Pero lo importante no es la posición del cuerpo sino la actitud reverencial hacia quienes detentan el poder.  

Preguntado Lanata si conocía las declaraciones de Morales sobre Magnetto declaró: “Si, fueron públicas y lo fueron durante años: que tenían las manos manchadas de sangre, que era un secuestrador de niños, que ‘era el demonio en persona’ acusación que me alcanzó a mí personalmente y otras del mismo tenor, a perdón que había obtenido papel prensa bajo torturas, y otras del mismo tenor”.

Preguntado cómo le impactaron estas manifestaciones contestó: “me parecieron violentas y me pregunté si tendría pruebas para apoyarlas”.  También nos preguntamos cuando será el día en que Lanata presente alguna prueba en sus infundadas denuncias.

De las declaraciones del empleado de Magnetto queda bastante en evidencia dos cuestiones que estamos ante una persecución ideológica donde se quiere castigar a Morales por sus opiniones favorables al gobierno kirchnerista,  pero además queda claro que en verdad el que es víctima de las calumnias e injurias es el propio Víctor Hugo Morales.

En la declaración hace referencia a un video en Youtube donde Víctor Hugo Morales criticaba al kirchnerismo en un programa suyo y “semanas después Morales se transformó en un apólogo del gobierno y siempre me pregunté a que se debía ese cambio tan vertiginoso, de ahí en adelante mis discusiones con Víctor Hugo al respecto de sus ingresos por publicidad oficial y su rol completamente militante en el peronismo, se transformó en una constante”.

Lo de la pauta oficial es una calumnia sin más, porque Víctor Hugo trabajó en Radio Continental donde el principal aportante son sectores agropecuarios, Clarín también recibió pauta oficial en épocas kirchnerista obviamente no con la misma generosidad que ahora se la brinda el macrismo, pero no puede hacer este cuestionamiento alguien que a pesar de no ser director cinematográfico ha recibido aportes estatales para hacer una película.

Precisamente la valentía que ha mostrado Morales reiteradamente es que ha ido en contra de la línea editorial del medio en que trabaja, cuestión sobre la cual muy pocos podrían vanagloriarse, muchos menos Lanata que desde que trabaja en Clarín siempre ha coincidido con la línea editorial de ese medio.

No tiene Lanata ninguna autoridad moral para cuestionar a alguien por un supuesto cambio de sus posiciones políticas, cuando él fue protagonista de una de las mayores mutaciones desde el Dr. Jekill y Mr. Hyde.

Una constante de los programas de Lanata fue emitir mentiras que al día siguiente eran puestas en evidencia a lo cual el conductor respondía con otra mentira, fue una descarada falsedad cuando denunció que para hacer el programa “De zurda” emitido por la Televisión Pública, Víctor Hugo Morales había cobrado 1.200.000 de dólares cuando ese programa no le costó un peso al estado nacional.

También mintió con el jacuzzi en el despacho de Boudou, con el viaje del mismo vicepresidente con bolsos a Uruguay en el mismo momento que estaba recibiendo a Lula en el Senado, las supuestas sumas astronómicas cobradas por Fito Paez,   o la escala de Cristina a Seychelles para abrir una cuenta offshore. Al parecer ni Lanata ni Majul aún se han enteraron de las cuentas offshore de Macri y casi todos sus funcionarios, periodismo militante que le dicen.

Un acto de hipocresía flagrante es que Lanata intente mostrar que el que cambió fue Víctor Hugo, quién siempre mantuvo una actitud coherente contra el monopolio Clarín, en su declaración queda en evidencia que fue el mismísimo Lanata quién mutó de parecer con respecto a la corporación mediática y la Ley de Medios, a raíz de sus opiniones contra los poderosos de este país, Víctor Hugo se quedó sin trabajo, mientras Lanata concluyó con un departamento de más de dos millones en la ciudad de los gusanos, capital mundial de las conspiraciones contra América Latina.

Mientras efectuaba la declaración Lanata fue atacado de una repentina amnesia porque no recordaba desde cuando trabajaba para Clarín, tal vez porque comenzó a hacerlo desde mucho antes que ambas partes blanquearan la situación, tampoco recordaba el gráfico que realizó sobre la cantidad de empresas controladas por Clarín, por eso al final de la declaración fue la parte demandada quién entregó como prueba, el gráfico confeccionado y divulgado por Lanata.

Preguntado si conoce si Magnetto tiene otras causas, responde que no sabe pero recuerda la de Papel Prensa que no sabe si prosperó porque es un invento “lo afirmo porque yo he sido muy crítico de Papel Prensa, respecto de la empresa en sí y su rol en el mercado del papel y he llegado a escribir una nota crítica sobre Papel Prensa en Clarín. Pero una cosa es criticar la formación de una empresa y otra es el absurdo de decir que se obtuvo bajo tortura”.

Preguntado sobre la carátula que se investiga Papel Prensa dice que no ha visto el expediente pero que lo que conoce porque son citas emitidas por la prensa K.

El declarante señala que el invento sobre la forma de obtención de Papel Prensa durante la dictadura tiene la autoridad de Moreno y otros, tiene que ver con la tortura para obtener una empresa, que reconoce que Papel Prensa nació bajo la dictadura de Lanusse y fue estimulado por las dictaduras es incontrastable como que el partido comunista apoyó a Videla.  

Si tiene conocimiento que los testigos Lidia Papaleo de Graiver, Osvaldo Papaleo y Rafel Ianover estuvieron detenidos a disposición del poder ejecutivo en centros clandestinos de detención dice tener conocimiento y pregunta si Osvaldo Papaleo es el mismo colaborador de López Rega.

Una constante de Lanata responder con chicanas cuando se están tratando temas sumamente serios porque se trataban de personas que fueron perseguidas y torturadas durante la dictadura.  

Preguntado si conoce de la campaña de desprestigio contra VHM por parte del grupo Clarín, Lanata se pone la gorra  y contesta “yo no presencié ninguna campaña, es probable que haya habido opiniones de conductores o  periodistas de distintos medios, pero yo no interpreto eso como una campaña. Es más yo personalmente creo que el grupo frente a las agresiones de entonces del gobierno fue bastante prudente. Si yo lo hubiera manejado, hubiera sido mucho peor, yo no hubiera permitido que durante años, me llamaran secuestrador de niños, luego se demostrara que era un error, y nadie me pidiera disculpas”.

El término “secuestrador de niños” forma parte de la actuación de Lanata para defender a su patrón, llama poderosamente la atención las ínfulas del empleado de Magnetto que parece dispuesto a censurar a quién ose cuestionar a su jefe.

Veamos ahora que decía Lanata cuando polemizaba con Clarín y no tenía un departamento en Miami: “Lo gracioso es que Kirschbaum hable de periodismo independiente: según su currículum, publicado por la Fundación Konex, entró a Clarín en 1976 y hasta los ochenta fue redactor, jefe y secretario de la sección Política, además de columnista del área. Una lástima, ¿no? Los mejores años de su carrera avalando los negocios y los asesinatos de la dictadura. En la sección Política, para colmo. ¿Cuántos supuestos enfrentamientos habrá publicado Kirschbaum? ¿Cuántos nombres habrá silenciado? Kirschbaum presenció el montaje de Papel Prensa, la acumulación de la deuda externa, la llegada de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, para hablar sólo de hechos públicos y publicados. Todo ese tiempo diciendo solamente que sí. Da un poco de lástima, Kirschbaum”.  

Y agregaba que “pero Kirschbaum ha vivido tantos años agachado, diciendo que sí, que debe tener a esta altura una visión distorsionada de casi todo”.

Ya que hablamos de agachadas este término muy bien puede ser utilizado para definir la actuación de Majul y Lanata en esta declaración en tribunales.

Nos preguntamos “avalar los asesinatos de la dictadura” ¿no es tener las manos manchadas de sangre?, definición que tanto lo irritaba a Lanata en el comienzo de su declaración.

En cuanto al reclamo de Abuelas y Madres y otras organizaciones de Derechos Humanos,  no de Víctor Hugo, para conocer la identidad de los hijos adoptivos de Ernestina Herrera de Noble se debió, a lo irregular de ambas adopciones mostrando que efectivamente “los ricos no piden permiso”,  a la resistencia a hacerse los ADN, lo que hubiese aclarado la situación rápidamente y  a la misma declaración de la viuda de Noble que dijo en su diario: “Muchas veces he hablado con mis hijos sobre la posibilidad de que ellos y sus padres hayan sido víctimas de la represión ilegal”

Pero ahora Lanata pretende ser más Noble que Ernestina.

 

La declaración de Majul

La declaración de Majul presenta varias mentiras flagrantes, preguntado por su profesión dice la de periodista ocultando que es un empresario y a la pregunta si tienen alguna animosidad contra Víctor Hugo dijo que no, en la consulta relacionada a si tiene alguna dependencia con respecto a Clarín declaró que según cree no tienen ninguna,  cuando trabaja para la Nación que son socios ideológicos y de negocios en Papel Prensa por lo que hay un interés manifiesto de Majul en salir en defensa de Magnetto.

Aquí vale lo mismo que dijimos para Lanata en cuanto a la presentación voluntaria para calumniar  a Morales y defender a Magnetto, ya sea que optemos por los códigos barriales o por las costumbres de solidaridad gremial. Aunque ambos declarantes parecen desconocer de que estamos hablando cuando nos referimos a estas cuestiones, posiblemente hasta desconozcan algunos comportamientos que se aprenden en la primaria.   
Majul ha hecho un negocio de su supuesto antikirchnerismo por eso es que entre 2008 y 2015 Majul cobró 14 millones de pesos de la Ciudad de Buenos Aires período en que Macri estuvo a cargo del Ejecutivo porteño.

Este empresario ha sido beneficiado con nada menos que 324 contrataciones, muchas de las cuales tuvieron una metodología similar a las de Fernando Niembro, contratos que al darse a publicidad le costaron al comentarista su candidatura a diputado.

Majul mintió cuando dijo en la declaración que no tiene una enemistad manifiesta con Víctor Hugo lo que lo invalidaría como testigo, tiene esa actitud desde que el uruguayo desenmascaró lo que son los supuestos libros de “investigación” de Majul.

En la presentación del libro “El dueño”, Víctor Hugo señaló: “Yo estoy aquí por un afecto muy particular, que a veces me discuto conmigo mismo por Luis. Luis es una especie de debilidad en lo personal. Me da la impresión que conviven en él, un tipo capaz de hacer unas entrevistas memorables en Canal a, pero también el hombre que es capaz de cualquier cosa por el rating y este libro es exactamente hacer cualquier cosa por el rating. Es parte de esa personalidad de Luis que juega con una supuesta toma de riesgo donde no hay, como bien señaló Fontevecchia el mínimo riesgo. Lo de Luis es una hábil, extraordinaria, marketinera de poner en contexto lo que prácticamente todos sabemos, llamarle investigación al libro de Luis es una falta de respeto a la verdadera investigación periodística.(Aplausos). No por favor, No quisiera generar, yo le tengo cariño a Luis, el riesgo de invitarme lo asume él por supuesto”.

Víctor Hugo continuó:  “Abrí el libro en determinado momento le voy a decir por qué para que no parezca que esto es una especie de puñalada que en la propia cara vengo a aplicarle, me marqué una página que dice ‘Fuentes muy confiables aseguran que al principio Cristina’, fuentes muy confiables este que es un estilo muy habitual del diario Clarín, por ejemplo, lo dicen.., ahora dicen…, habría…, versiones…, allegados…, gente que tiene acceso al poder ha dicho…. En otro lugar dice: ‘Ni siquiera el presidente lo sabía con certeza, por eso cuando todavía no había sido doblegada por la prepotencia de su marido que le habría pedido…’ Tomé dos páginas al azar, no los quiero aburrir”.

A partir de ser puesto en evidencia Majul trató de vengarse de Morales, por eso esta declaración no debió permitirse por existir un interés manifiesto contrario a Víctor Hugo que dejó al desnudo otras de las maniobras empresarias de Majul.

Pero de acuerdo a su manera de hacer negocios, Majul también concurrió a Tribunales a propagandizar sus adefesios con pretensiones de libros como “El y Ella” y “El dueño” una serie de calumnias sin pruebas contra los Kirchner para satisfacer los intereses de sus patrones oligárquicos y para responder a un mercado de clase media necesitada de alimentar su odio contra gobiernos populares.

Majul señala que Morales tiene una doble moral como dice en su libro “El y Ella” que además no valora su opinión ni sus interpretaciones porque están sesgadas y afectadas por un brutal cambio de perspectivas que se registró a partir de un llamado del presidente Kirchner que lo hizo cambiar de un día para el otro lo que pensaba.

Morales criticó a Kirchner por la compra de dos millones de dólares para adquirir un hotel, pero cuando éste le demostró que dicha transacción se había efectuado de acuerdo a la ley y a la cotización de mercado, reconoció con hidalguía que estaba equivocado, a diferencia de quienes declararon en su contra, que luego que se les muestra sus inexactitudes cambian de tema para presentar una nueva mentira.

Dice que comprobó que cobraba de intendencias del Frente para la Victoria y a sus oyentes les decía que necesitaba realizar su programa desde localidades alejadas de la Capital, lo acusa de vivir y moverse como un millonario cuando se presenta como una persona insolvente.

Lo de las municipalidades es otra falsedad de Majul precisamente este empresario subvencionado por el PRO es el menos indicado para hacer manifestaciones de este tipo.

Preguntado si le consta que le hayan pagado intendentes del Frente para la Victoria dice que la documentación se encuentra en el libro “El y Ella”, ya vimos como maneja Majul sus supuestas fuentes siempre incomprobables. También se le preguntó si hizo alguna denuncia sobre esos supuestos pagos de los intendentes peronistas respondiendo que no trabaja de denunciante que es periodista, pero lo que no dijo es que vende sus libros basándose en esas denuncias que nunca puede comprobar y que tienen por finalidad desprestigiar al denunciado y congraciarse con sus patrones.

Majul termina reconociendo su animadversión contra Morales al señalar que antes del llamado de Kirchner Morales había elogiado su libro “El dueño” pero que luego en la presentación del libro empezó a denostar diciendo que no se trataba de una investigación seria, Majul agrega despectivamente que lo que dijo Morales en esa presentación era un libreto que le habían dado desde el gobierno.

Preguntado si recibió alguna instrucción para emitir sus opiniones sobre Morales contesta que no señalando que comenzó a opinar con asiduidad sobre Morales por la decepción de su cambio político.


Conclusiones

De ambas declaraciones quedan en claro varias cuestiones.

  1. Existe una persecución contra Víctor Hugo Morales, como bien dijo Lanata cuando combatía a Clarín, lo que esta corporación no puede aceptar es que no se le tenga miedo, Víctor Hugo ha tenido a lo largo de su brillante carrera una coherencia absoluta contra corporaciones nefastas como Clarín y sus socios.
  2. El calumniado y difamado ha sido Víctor Hugo Morales, ambas declaraciones han dejado en evidencia las intenciones de los lacayos de Magnetto
  3. “El ladrón piensa que todos son de condición” por eso estos dos declarantes han tratado de acusar a Morales por inmoralidades que ellos mismos han cometido reiteradamente.
  4. No habrá democracia posible ni libertad de prensa mientras los grandes empresarios tengan a parte de la justicia sometida a sus oscuros designios.

Volver a la Página Principal