El Forjista

La embajada maneja la justicia argentina

Twitter

Aquellos momentos históricos en que la Argentina puso darse gobiernos populares que intentaron desarrollar políticas soberanas y de una distribución más justa del ingreso, coincidieron con circunstancias en que el imperialismo estadounidense estaba entretenido en cuestiones que consideraba más importantes que atender su patio trasero, es decir, por un período dejaba de pisotear a los países latinoamericanos para llevar su prepotencia a otros lugares en lo que eran sus ansias de expansión.

Mientras los Estados Unidos incursionaron en la primera guerra imperial, conocida como la Primera Guerra Mundial, en la Argentina surgió el yrigoyenismo, movimiento que permitió a la creciente clase media hija de la inmigración acceder ciertos espacios de poder y mejorar sus condiciones económicas.

Durante la Segunda Guerra imperialista, nuestro país vivió, para sorpresa de la oligarquía, el nacimiento de una revolución que permitió que la clase trabajadora adquiriera derechos sociales que ni siquiera podían disfrutar los obreros en países desarrollados, ya sean aquellos que se encontraban bajo la órbita del capitalismo imperial o del comunismo.

El peronismo significó un ascenso generalizado de las clases oprimidas y un traspaso de las decisiones fundamentales a manos de los gobernantes elegidos por el voto popular, desplazando a los cipayos al servicio de intereses inconfesables que eran quienes previamente decidían sobre la vida de los argentinos.

En tanto, la llegada del kirchnerismo tuvo por causa la grave crisis del 2001 pero también, y esto no habría que olvidarlo, que los Estados Unidos estaban empeñados en lo que ellos denominaban la “guerra contra el terrorismo”, llevando su aparato de muerte y destrucción a países como Afganistán, Irak, Libia, Siria, Yemen y otras naciones, mientras también dedicaban especial atención al control policial de su propia población, dejando de lado cualquier consideración por los derechos humanos.

Pero ni bien concluyeron esas guerras en el exterior, el gobierno yanqui volvía la vista hacia América Latina y se empeñaba en tomar el control de esta región, disciplinando a los díscolos mediante sangrientos golpes de estado que ponían fin a esos intentos de liberación nacional, 1930 y 1955 fueron dos fechas nefastas en nuestra historia, por sendos golpes de Estado que trajeron miseria y sufrimiento a la mayoría de los argentinos por largos años.

Para efectuar esos golpes de estado los Estados Unidos contaban con sus aliados internos, principalmente la oligarquía nativa que se beneficiaba en esa alianza con las fuerzas invasoras y también aliados externos principalmente el Imperio Británico, que durante varias décadas mantuvo a nuestro país en una condición de virtual colonia.

Pero en estos tiempos los golpes de estado se hacen más dificultosos porque existe una opinión pública mundial que los condena y porque la Humanidad, aunque muchas veces no parezca, va adquiriendo algunos valores en cuanto a derechos humanos que aún para los poderosos resulta difícil eludir.

Por esto es que el método para desplazar a gobiernos populares ha cambiado, porque por otros mecanismos se pueden obtener los mismos resultados, el imperialismo ha reemplazado a los militares golpistas por un poder judicial educado bajo los deseos imperiales y por medios de comunicación que han perdido cualquier rasgo de objetividad para recurrir a la mentira a sabiendas para instrumentar un clima de desestabilización de aquellos gobiernos que no son sumisos a los intereses del poder económico y también para impedir que líderes populares puedan regresar al gobierno para poner fin a una fiesta para muy pocos.

Highton de Nolasco, Bonadío y Strornelli festejando el 4 de julio en la embajada

La embajada

Vayamos ahora a un caso concreto en cuanto a la influencia de la embajada de los Estados Unidos en el Poder Judicial de la Argentina.

El embajador Edward Prado designado por el presidente Trump en la Argentina, fue juez y en esa condición visitó varias veces nuestro país, lo hizo en el 2002 y 2009, en esas visitas cultivó la amistad de algunos miembros del Poder Judicial, como lo son el actual ministro de Justicia Germán Garavano, de la integrante de la Corte Suprema, Elena Highton de Nolasco y del juez Julián Ercolini que es uno de los perseguidores de la expresidenta y que tiene como antecedente haber sobreseído a Héctor Magnetto y Bartolomé Mitre por la apropiación durante la dictadura cívico-militar de Papel Prensa, sin siquiera llamarlos a indagatoria.

Por esa estrecha relación no puede sorprender la alegría de Garavano y el gobierno al enterarse de la designación del embajador, por eso el ministro declaró alborozado: "Recibimos con mucho beneplácito este nombramiento y creemos que va a ser de una gran ayuda a la reforma del sistema penal y de la toda la Justicia que queremos implementar".

Ni bien pisó nuestro territorio Edward Prado realizó extrañas declaraciones que muy bien podrían interpretarse como una inadmisible incursión en asuntos internos, pero como en el gobierno de Macri es común que poderes externos adopten decisiones de política interior es imposible que exista alguna queja al respecto.

Sobre el atentado en la Amia y la muerte de Nisman el embajador declaró: "El gobierno del presidente Macri está avanzando con la investigación de ese terrible atentado y también de la muerte sospechosa y oscura de Alberto Nisman, que era quien investigaba el caso, y espero poder ayudar en este proceso en todo lo que sea posible".

Aún más indignante ha sido que Prado haya declarado al llegar que venía a “mejorar el sistema judicial”, lo que le valió la respuesta de un senador con dignidad como Marcelo Fuentes, quién señaló que esta definición era más apropiada para un virrey que para un embajador.

Estas definiciones no dejan ningún lugar a dudas las intenciones del país imperial de intervenir de manera descarada en el Poder Judicial, lo cual se vio coronado en la celebración del último 4 de julio cuando concurrieron a la fiesta en la embajada el fiscal Stornelli y el juez Bonadío, unos días después se conocía esa farsa que se ha dado en llamar los “cuadernos de Centeno”, que tenía por protagonistas a los dos invitados a la embajada.

Ante el senado de su país cuando debió defender su designación, Prado reconoció su amistad con jueces y fiscales argentinos y declaró su intención de intervenir en asuntos internos de nuestro país: “Tuve la oportunidad de viajar a la Argentina en numerosas ocasiones. Di conferencias y participé de talleres en todo el país, e hice amigos dentro de la comunidad jurídica de Argentina (…) Mi intención es continuar trabajando con los abogados y jueces de la Argentina para mejorar el sistema judicial y fortalecer la confianza de la gente en el sistema judicial”.

El intervencionismo del embajador ya parece haber dado resultado también en el plano militar porque cuando fue designado planteó la necesidad de la intervención de las fuerzas armadas en la seguridad interna, deseos al que el gobierno de Macri se apresuró a satisfacer, esto dijo Prado: “Estoy comprometido a ayudar a generar capacidad dentro de la policía de la Argentina para promover la seguridad en un aliado regional vital. Como hijo de un veterano de la Segunda Guerra Mundial y personalmente, reservista retirado del Ejército, aprecio la importancia de una fuerza militar fuerte y nuestro compromiso con un mundo democrático libre de la amenaza del terrorismo. Nuestro apoyo a las fuerzas militares de Argentina debe continuar”.

El fiscal Stornelli estrechando la mano del embajador Edward Prado

Viajes y adoctrinamiento

Elena Highton de Nolasco, la integrante de la Corte Suprema, es una de las promotoras del Programa Justicia en Cambio, que implicó un constante intercambio entre el Poder Judicial de los Estados Unidos y el de nuestro país, programa que le permitió a Edward Prado viajar a nuestro país y hacer amigos.

Precisamente de ese programa, el gobierno macrista y sus aliados como el Frente Renovador adoptaron la denominada Ley de Arrepentido que actualmente se está aplicando de manera irracional, abusiva y extorsiva y que tanto le sirve al macrismo para difamar opositores.

Luis María Palma es abogado y fue uno de los partícipes en un libro en homenaje a la integrante de la Corte Suprema Higthon de Nolasco, en ese escrito hace referencia al programa Justicia en Cambio creado a fines del 2000, el Comité Ejecutivo estaba conformado el mismo Palma, Highton de Nolasco y Germán Garavano, este emprendimiento contaba con el auspicio de la embajada de los Estados Unidos.

En el rubro de actividades el documento señala que: “Desde sus inicios, el grupo de líderes que dio vida a “Justicia en Cambio” celebró –ya constituido como Comité Ejecutivo del Programa- periódicas reuniones, que fueron acompañadas de intensos intercambios de ideas por vía electrónica, a fin de proponer temáticas y planificar cursos de acción junto a los responsables de la Embajada”.

Queda absolutamente clara la influencia de la Embajada de los Estados Unidos en la actividad de esta asociación, además entre las actividades figuraba la promoción de la visita de expertos estadounidenses, entre ellos el actual embajador Prado, y el viaje anual de líderes de la Justicia argentina a los Estados Unidos.

Nos dice el informe de Palma que desde 2001 visitaron la Argentina 43 expertos estadounidenses, seis de los cuales vinieron en dos oportunidades, en tanto fueron 101 los jueces, fiscales, secretarios, abogados y periodistas argentinos que viajaron a los Estados Unidos.

Repasemos la lista de algunos de los 101 que viajaron al país de norte, indicando la función que tenían en el momento del viaje, con un agregado realizado por nosotros sobre alguna acción emprendida por el mencionado que deja establecido su compromiso con los sectores más conservadores y reaccionarios a la justicia o que muestra su compromiso a favor de las corporaciones y de grupos vinculados al actual oficialismo.

Cabral, Luis María, Consejero de la Magistratura del Poder Judicial de la Nación. Fue juez transitorio en el Consejo de la Magistratura y pretendió atornillarse al cargo, cuando fue reemplazado adoptó una posición militantemente opositora al gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, especialmente tratando de hacer caer, como buscaban los partidos opositores, el acuerdo con Irán para la investigación del atentado a la AMIA.

Garavano, Germán, Consejero del Consejo de la Magistratura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Es el actual ministro de Justicia del gobierno de Mauricio Macri.

Highton de Nolasco, Elena, Juez de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil. A pesar de tener más de 75 años continúa en la Corte Suprema luego de un acuerdo con el gobierno a partir del cual vota inexorablemente a favor de las necesidades del gobierno.

Palma, Luis María, Coordinador del Programa Integral de Reforma Judicial y Coordinador General del Programa Casas de Justicia, Ministerio de Justicia y Derechos Humanos. Es el autor del homenaje mencionado a la integrante de la Corte Suprema.

Ventura, Adrián, Periodista del Diario “La Nación”. También lo es en la actualidad del grupo Clarín.

Vassallo, Gerardo Guillermo, Juez de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial. Es uno de los jueces que condenó a Víctor Hugo Morales a pagarle una millonaria indemnización a Cablevisión por pasar una final entre Boca y Real Madrid, a pesar que, la responsabilidad era de la productora y el Canal 7, su voto fue acorde a los deseos del grupo Clarín.

Bargalló, Miguel Federico, Juez Nacional en lo Comercial; este juez aprobó un acuerdo preventivo extrajudicial en 2005 que era un requisito para la fusión de Cablevisión con Multicanal, la fiscal general Alejandra Gils Carbó rechazó la homologación en 2007 y eso le costó a la fiscal la persecución de Clarín que concluyó con su alejamiento durante el gobierno de Macri. Aquí vemos a otro juez con fallos favorables a Clarín.

Cevasco, Luis Jorge, Fiscal General Adjunto del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Se opuso al juicio al dictador Videla por el robo de bebes y fue uno de los organizadores de las marchas para forzar la creencia que Nisman fue asesinado con el objetivo de desestabilizar el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner no dejando en duda sus intenciones en esta declaración: “…la ciudadanía se expresó masivamente en esa tormentosa tarde, dejando en claro que la muerte de Alberto Nisman afectaba la institucionalidad y que de resultar un homicidio se ponía en crisis la República".

Detrizio, Mirta, Asesora Cultural de la Embajada de los Estados Unidos. La mencionamos al sólo efecto de mostrar la influencia de la embajada.

Gorini, Jorge, Juez de Tribunal Oral Federal. Forma parte del tribunal que deberá juzgar a Cristina Fernández de Kirchner por la denominada causa de la Obra Pública, tribunal que se apresuró a fijar fecha para el 26 de febrero de 2019 antes de las elecciones con la clara intencionalidad de influenciar en la misma, este juez también formó parte de la maniobra para presentar la muerte de Nisman como un asesinato.

Martínez Sobrino, José, Juez de Tribunal Oral en lo Federal. Fue secretario de un juzgado de menores durante la dictadura y en ese juzgado se procedió a entregar a un bebé de manera irregular a su apropiador, como juez le concedió la prisión domiciliaria a ese monstruoso criminal llamado Etchelolatz.

Nolasco, Elena, Secretaria Letrada de la Corte Suprema de Justicia de la Nación; hija de la integrante de la Corte Suprema Highton de Nolasco.

Petrone, Daniel, Juez de Tribunal Oral en lo Penal, Departamento Judicial de Lomas de Zamora, Provincia de Buenos Aires. Designado recientemente por Macri con la aprobación del opooficialismo conformado por Pichetto y Urtubey, en la Cámara Federal de Casación, tiene en su haber anularle una sanción a la Shell impuesta por el secretario de Comercio Guillermo Moreno y haber sobreseído a Juan José Aranguren cuando estaba al frente de la petrolera anglo-holandesa.

Rovira, Justo Joaquín, Fiscal ante la Justicia Nacional en lo Criminal de Instrucción; las Madres de Plaza de Mayo denunciaron que perteneció en épocas de la dictadura al Batallón de Inteligencia 601, él se defendió diciendo que se trataba de un homónimo pero las fechas de nacimiento y el documento coinciden, en 1984 presentó su renuncia a la SIDE para ejercer como abogado.

El juez Bonadío en la despedida del anterior embajador de los EEUU

Perseguir opositores y ocultar la corrupción macrista

Actualmente en el país hay una gran cantidad de opositores detenidos, en casi la totalidad de los casos con causas armadas de manera alevosa y sin ningún fundamento jurídico, la situación más grave es la de Milagro Sala cuya detención ha llegado a los 1000 días producto que la justicia de la provincia ha sido invadida por correligionarios del gobernador-dictador Gerardo Morales.

Pero hay muchos otros como Amado Boudou y Julio De Vido, o los dueños de medios de comunicación donde se critica al gobierno, que deberían encontrase en libertad hasta tanto exista una condena firme, además de la persecución desenfrenada contra la ex presidenta y la familia Moyano.

Pero como al macrismo no le queda ni un solo logro que mostrar a la sociedad, su única propuesta para intentar seguir gobernando para beneficio de una minúscula minoría y para ser reelegido el año que viene, es continuar persiguiendo a quienes tienen un pensamiento distinto, situación que lo está llevando a destruir cualquier rastro de democracia.

Lo que antes se efectuaba con aviones y tanques ahora se realiza instrumentando jueces educados por el imperio para que traten de acallar las voces que se levantan contra los perjuicios que provoca en neoliberalismo.

Pero la misión del Poder Judicial macrista también es ocultar y amparar la corrupción del oficialismo que tiene exponentes como el intendente narco en Paraná que sigue en su cargo, mientras se trata de realizar maniobras para que el lavado de dinero de la campaña de Cambiemos se transforme en una simple infracción electoral en un intento desesperado para  proteger a la gobernadora Vidal que ahora aparece como una de las pocas esperanzas que les queda a la oligarquía para continuar gobernando después del 2019.

Una muestra del estado de nuestro Poder Judicial se evidenció cuando estalló el escándalo mundial de los Panamá Papers que salpicó a la familia presidencial, mientras en todo el mundo los implicados debieron renunciar, aquí no pasó nada por la protección que le otorgan al macrismo los medios de comunicación y la justicia corrupta.

Otro escándalo es que aún la Justicia no se haya expedido sobre la deuda de la familia Macri sobre el Correo Argentino, por el cual acumula una suma que ya supera los 70.000 millones de pesos sin que se los haya intimado a pagarla, aunque ya hubo intento de jueces corruptos de perdonarle gran parte de la abultada deuda, sólo la intervención de una fiscal honesta impidió semejante dislate.

Los últimos acontecimientos parecen indicar que Cambiemos ha implosionado, las disputas internas están invadiendo todo el panorama político, pero lo más importante es lo que ocurre en la calle donde crece día a día la resistencia a este plan de hambre y miseria que intenta imponer el gobierno y su socio el FMI.

Hasta sus mismos aliados están comenzado a señalar que Macri puede caer incluso antes de las elecciones, otros integrantes de la alianza gobernante están indicando que tal vez no debería ser Macri quién sea el candidato de Cambiemos para el año que viene.

Más allá del descalabro de Cambiemos, lo importante para los argentinos es lograr una herramienta como fue el NUNCA MAS para la violación a los Derechos Humanos, que signifique la erradicación de esta metodología golpista que implementan los medios de comunicación y un Poder Judicial corrupto al servicio de intereses externos.

Volver a la Página Principal