El Forjista

FOPEA : periodismo servil y delator

Twitter

Según su sitio de Internet, el Foro de Periodismo Argentino (FOPEA) nació en 2002 como un espacio de reflexión, diálogo y promoción de la calidad del periodismo, creado por un grupo de profesionales de medios de comunicación y docentes.

Pero ni bien uno comienza a indagar sobre sus actividades y cual es la composición de la lista de sus asociados puede concluir que más bien se trata de un grupo de periodistas que comprendieron que no existe nada más redituable en esa profesión que servir fielmente la ideología que imponen las corporaciones mediáticas.

Se trata pues de periodistas que coinciden totalmente con sus patronales pero que algunos están dispuestos a ir mucho más allá de lo que sus patrones le piden, con tal de mostrar una lealtad inconmovible para la corporación en la que trabajan, por eso es que no se conforman con vender su fuerza de trabajo como cualquier trabajador, ellos no dudan en poner su mente al servicio de los poderosos.

Pero además, mucho de sus asociados también son empresarios y se ven beneficiados con el aporte generoso de la pauta oficialista y otras formas de ayuda como el apoyo monetario por una página de Internet que nadie visita, o el pago millonario por la realización de un minúsculo video, mecanismo que se ha tornado muy habitual en el macrismo para disimular el soborno a ciertos periodistas obteniendo así un blindaje que le permite actuar con absoluta impunidad y deshonestidad sin que este periodismo se dé por enterado.

Y ya que estamos hablando de aportes económicos, digamos que FOPEA no tiene ningún prurito en aceptar cualquier tipo de apoyo, sin duda son estos sponsors los que definen su ideología y sus compromisos, su último congreso contó con el aporte económico de las embajadas de los Estados Unidos y la del Imperio Británico, también se sumaron Clarín, Infobae, Personal que ahora también es de Clarín y el Banco Provincia de Buenos Aires de María Eugenia Vidal.

Ya podemos verificar que estos periodistas además de llevarse de maravillas con sus patrones tampoco están imbuidos de algo que podríamos denominar como fervor patriótico, cuando vayamos mencionando a alguno de sus asociados podremos concluir que otra característica remarcable es su antiperonismo e incluso un macartismo de otra época, más propio de los tiempos de la guerra fría.

Por supuesto algo que une a casi todos los integrantes de esta asociación es haber trabajado con denuedo para instalar al gobierno neoliberal de Macri que tantos destrozos está provocando en el país, aunque a raíz de la debacle económica algunos estén intentando un disimulado alejamiento.

Según la lista de asociados activos de FOPEA que muestra su propio sitio cuenta con 485 socios, aunque dicho listado no parece actualizado porque figuran algunos fallecidos, nos puede ser de utilidad para tener una idea de quienes componen esta asociación.

Nos tomamos el trabajo de contar de manera rápida, es decir que la cantidad puede ser aún mayor y llegamos a la conclusión que al menos 65 socios pertenecen al grupo Clarín, 38 a La Nación, 18 al grupo Vila- Manzano, 12 de Telefe y 10 del grupo Perfil, es decir que los grandes grupos concentrados tienen una influencia decisiva en sus decisiones, porque el resto de los medios aportan apenas unos pocos miembros.

Entre los asociados destacados figuran, entre otros, Joaquín Morales Solá, colaboracionista de la dictadura, amigo de los militares y que cumplía la función de censor en el diario Clarín; no podemos dejar de mencionar a Luis Majul, operador de los servicios de inteligencia del gobierno de Macri y a Daniel Santoro, vendedor de pescado podrido y calumniador profesional al servicio de Magnetto.

También forman parte de este exclusivo listado la operadora del oficialismo, Silvia Mercado generadora de varias noticias falsas y que recientemente se burló de las Abuelas de Plaza de Mayo y puso en duda su reconocida y loable actividad al señalar: "Las abuelas de Plaza de Mayo encuentran al nieto 128 justo cuando el kirchnerismo está hundido en su mierda. Casualidad? no lo creo, no tengo certezas pero tampoco dudas". Tanto le pedirá el gobierno a Silvia Mercado?

Otra asociada es Natasha Niebieskikwait periodista de Clarín y de ese show de la intolerancia llamado Intratables que definió a las Islas Malvinas como una colonia inglesa desconociendo la soberanía de nuestro país en ese territorio, con periodistas así no es raro que la embajada británica auspicie la actividad de FOPEA.

Podríamos continuar, pero creo que con estos ejemplos es suficiente para dejar en evidencia quiénes integran esta asociación de periodistas, pero además este trabajo tiene la finalidad de analizar en profundidad la actividad de uno de los asociados premiado por FOPEA en esa incansable lucha por defender los intereses de los poderosos.

FOPEA entrega premios a sus asociados o sea se premia a sí mismo, quienes animaron la última entrega de premios muestran a las claras las intenciones de la asociación y su ideología, la conducción estuvo a cargo del mediocre relator deportivo Pablo Vilouta y de Débora Plager, ambos devenidos en activos defensores y justificadores del gobierno macrista.

Uno de los premiados este año fue Darío Cabot periodista del diario La Nación y reconocido militante de Cambiemos por sacar fotos a los cuadernos del chofer Centeno, pero lo más indignante fue la entrega del premio por Periodismo de Profundidad al periodista de Clarín Claudio Andrade.

Veamos ahora con mayor detalle cuál fue el aporte que brindó el periodista de Clarín en la muerte de Santiago Maldonado y el asesinato por la espalda de Rafael Nahuel, misión por la cual fue premiado por sus colegas.

La desaparición y muerte de Santiago Maldonado

Santiago Maldonado participaba en un corte de ruta apoyando los reclamos de la comunidad mapuche Pu Lof en Resistencia Cushamen en la provincia de Chubut, pedían por la liberación del lonko (cacique) Facundo Jones Huala que se encontraba detenido desde el 27 de junio de 2017, cuando el 1° de agosto la Gendarmería desató una salvaje represión, como consecuencia de la cual Maldonado estuvo desaparecido 78 días cuando su cuerpo sin vida fue encontrado en el Río Chubut a 400 metros de donde fue visto por última vez.

Antes y después de la represión se realizó una operación por parte del gobierno de Macri para presentar a los mapuches como peligrosos enemigos de la nación y mostrarlos como violentos terroristas, el día de la represión estuvo rondando la zona Pablo Nocetti, jefe de gabinete del Ministerio de Seguridad a cargo de Patricia Bullrich, con la notoria finalidad de comandar el operativo, aunque luego el funcionario dio la poco creíble versión que pasó por el lugar para saludar.

Para llevar a cabo la persecución a los pueblos originarios el macrismo a través de sus servicios de inteligencia intentó presentar a la agrupación Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) como un grupo armado violento, aunque son varias las personas que niegan la existencia de la misma y hay una creencia generalizada que la RAM no es otra cosa que un invento de los servicios de inteligencia.

Todas las marchas que han estado relacionadas con el pedido de aparición con vida de Santiago primero, y el esclarecimiento de su muerte luego, estuvieron infiltradas por sospechosos grupos encapuchados que nunca eran detenidos y que muy posiblemente estén impulsados por esos mismos servicios que ahora presentan a la RAM como un peligro para los argentinos.

Otra cuestión sumamente sospechosa es que la RAM aparece y desparece de acuerdo a las necesidades del gobierno para demonizar a los pueblos originarios ¿Cuánto hace que no se escucha hablar de la RAM? Precisamente desde la muerte de Rafael Nahuel cuando el gobierno necesitaba tener un enemigo para justificar el crimen del joven mapuche.

Los propios integrantes de la Lof de Resistencia Cushamen sospechan que la RAM es un invento de los Servicios, posición que también sostiene el senador nacional Pino Solanas que ha declarado que la RAM es un invento del gobierno.

Pero no queda ahí la cosa, Orlando Carriqueo, secretario de la mesa coordinadora del Parlamento Mapuche de Río Negro declaró: “No conocemos a ningún integrante de la RAM”.
Mientras que Ignacio Prafil referente mapuche e integrante del Parlamento Mapuche también señaló que “La RAM es un invento de los Servicios”.

Claudio Andrade y Clarín asumieron la defensa de la Gendarmería

Claudio Andrade el periodista del Clarín premiado por FOPEA se convirtió en el vocero de Patricia Bullrich siguiendo la táctica del gobierno de demonizar a los mapuches y de disimular el criminal comportamiento de la Gendarmería, por eso intentó montar un escenario falso de una sociedad patagónica amenazada por los mapuches.

El 11 de agosto de 2017 publica un artículo que titula “Esquel, bajo la sombra de Jones Huala, la RAM y la desaparición de Santiago Maldonado” donde menciona “los numerosos atentados perpetrados por la RAM” presentando a los mapuches como violentos, pero Jones Huala estaba en prisión desde junio y la RAM, como vimos, es de dudosa existencia.

El mensaje que pretende imponer el periodista de Clarín coincide en un todo con las intenciones de Bullrich, aún cuando la RAM existiera y fuera un grupo violento, lo que importaba en ese momento era la aparición de Santiago Maldonado que llevaba 10 días desaparecido, cuestión que nunca pareció importarle a Andrade.

Pero el operador de Clarín ocultaba otra cuestión sumamente importante, la orden judicial sobre la que actuaron las fuerzas represivas sólo hacía referencia a desalojar la ruta, sin embargo, la Gendarmería se excedió en su inusitada violencia y penetró en los campos de la comunidad mapuche ilegalmente persiguiéndolos hasta el río Chubut, de haberse limitado a desalojar la ruta, Santiago Maldonado no hubiese muerto, razón por la cual es ineludible señalar la responsabilidad del gobierno y la Gendarmería en su muerte.

Al día siguiente, Andrade presenta a quienes protestaban por la represión de la Gendarmería como forajidos que habrían quemado una bandera argentina y pintado unas placas de Gendarmería, señalaba: “Se trataría de personas, algunas de ellas de origen mapuche, con vinculaciones con la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) que lidera Facundo Jones Huala, hoy en prisión en Esquel”

La intencionalidad está más que clara, las víctimas se convierten en victimarios y viceversa, siguiendo al pie de la letra el guion de Patricia Bullrich promotora de la represión en la Patagonia.

Unos días después queda plasmada la intención de mostrar a la Gendarmería como víctima cuando tituló: “Caso Maldonado: amenazaron de muerte a un comandante principal de Gendarmería” nunca más se volvió sobre esta amenaza porque la intención era crear un clima de victimización de los represores.

El 22 de agosto vuelve en su defensa de la Gendarmería al titular: “Caso Maldonado: ya declararon 40 gendarmes y afirman que no hubo contradicciones”, en verdad esta declaración no fue realizada ante un juzgado, fue efectuado por funcionarios del Ministerio de Seguridad, muy posiblemente con la intencionalidad de evitar contradicciones en los participantes en la represión si eran llamados a declarar a un Tribunal.

El 26 de agosto el periodista de Clarín miente descaradamente al poner en duda que los gendarmes hayan ingresado disparando al campo perteneciente a la comunidad mapuche como señalaron los testigos, un video, que no fue pasado por el grupo Clarín, muestra a los gendarmes disparando al grito de “tiro al negro”.

Tres días después Claudio Andrade vuelve a cargar contra la víctima señalando el compromiso que Santiago Maldonado tenía con la lucha de los mapuches en la defensa de su territorio, o sea poniendo el acento en investigar a la víctima mientras defendía a los victimarios, más adelante veremos que Andrade desprecia a los militantes que defienden la causa de los humildes.

Así describía el compromiso de Maldonado con la causa mapuche: “Estaba muy comprometido y creía en ella. Numerosos datos lo prueban. Su presencia desde 2016 en el lugar, sus constantes cruces por pasos no habilitados, sus textos en los que refleja su opinión del tema mapuche y anarquista, sus amistades casi exclusivamente indígenas.”

Este párrafo está destinado a generar dudas sobre la víctima y está dirigido al público que aún hoy continúa envenenándose con Clarín

En el mismo artículo sale a encubrir a Pablo Nocetti y su participación en la represión, señala que mientras que había versiones que decían que “Pablo Noceti, jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad, estuvo en Cushamen y condujo las acciones”, otra versión que es la que intenta imponer Clarín dice que : “Noceti llegó alrededor de las 16. No pensaba ir a Esquel. Cambió su agenda del día y su pasaje de avión porque el juez federal Guido Otranto solicitó una entrevista con él. No fue testigo de los hechos tampoco”

Como si quedaran dudas que Andrade es un vocero del Ministerio de Seguridad este párrafo sepulta cualquier duda.

En el escrito de ese día volvía a atacar a las víctimas al negar que los miembros de la Pu Lof sean mapuches pacifistas porque están infiltrados por la RAM, así lo expresa: “Está demostrado que en su interior hay miembros de Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) y que han surgido conflictos que se resolvieron a los tiros.” ¿Quién lo demostró Bullrich? Porque sus integrantes lo negaron, pero al parecer Andrade sólo le cree al gobierno y a Gendarmería.

Otra cuestión que dejó en claro la desaparición de Santiago Maldonado fue el estado de putrefacción en que se encuentra el Poder Judicial que asume la defensa de los terratenientes y el poder económico, mientras que pisotea cotidianamente los derechos de los más humildes, entre los cuales se encuentran las comunidades mapuches.

La actuación del juez Guido Otranto fue una vergüenza mientras estuvo a cargo de la causa de la cual fue separado, luego de dedicarse a investigar a las víctimas y no adoptar medidas más que evidentes como verificar la localización de los celulares de Santiago Maldonado, lo mismo puede decirse de la actuación de la fiscal Silvina Ávila, cuya secretaria es la esposa del juez Otranto, tanto el juez como la fiscal fueron recusados por la familia Maldonado.

En este marco debe entenderse el título del artículo de Andrade del 29 de agosto que decía: “La búsqueda del artesano. Caso Maldonado: la fiscal confirma que son débiles las pruebas contra la Gendarmería”

Varias organizaciones de derechos humanos cuestionaron el proceder parcial de la fiscal que ya tenía antecedentes de persecución de la comunidad mapuche por eso desconfiaba y descartaba las declaraciones que realizaron los miembros de la comunidad.

Andrade no dejó pasar un día porque al día siguiente volvió a atacar a Maldonado con el título: “El artesano desaparecido en el sur. En Facebook, Santiago Maldonado se identificaba con un feroz cacique mapuche” El cacique al que se refiere el operador del Clarín es Cafulcurá que falleció ¡en junio de 1873!, es decir que ni siquiera pudo resistir la Campaña al Desierto comandada por el General Roca.

Obviamente este título no puede tener otra finalidad que desacreditar a Santiago Maldonado que como ya sabemos es la víctima en todo este caso, a Clarín sólo le faltaba decir que si desapareció fue porque “algo habrá hecho” como decían los cómplices en épocas dictatoriales, tiempos en que ese diario incrementó exponencialmente sus negocios por su complicidad con los tiranos.

Ese mismo día, el 30 de agosto, Andrade nos presenta una noticia conmovedora que seguramente pretendía enternecer a sus creyentes lectores con la situación de los “pobres” gendarmes, así titulaba. “Caso Maldonado: a los hijos de los gendarmes les dijeron en la escuela que sus padres son “asesinos””

Lo que ocurrió fue una campaña de esclarecimiento de CTERA, otro enemigo del gobierno y de Clarín al igual que los mapuches, por la desaparición de Santiago Maldonado donde se mostraron fotos de los gendarmes que lideraron la salvaje represión contra los mapuches, Andrade nos presenta un conmovedor relato: “La situación generó el llanto y la vergüenza de varios de los hijos y chicos que estaban presentes, familiares directos de los agentes, que vieron cómo eran señalados sus padres bajo la calificación de “asesinos””

Dudo que se haya utilizado la palabra “asesino” y nos preguntamos ¿Andrade, los gendarmes y sus familiares habrán derramado alguna lágrima por Santiago Maldonado?

El 9 de septiembre de 2017 Andrade vuelve a negar que la Gendarmería haya utilizado armas de fuego en la represión y avanza en la demonización de Santiago Maldonado vinculándolo con la RAM y acciones violentas: “La familia de Maldonado señaló reiteradas veces que Maldonado no tenía ninguna relación con el RAM o con hechos violentos impulsados por la comunidad mapuche. No obstante, no dudaron en ubicar al joven entre los manifestantes radicalizados que cortaron la ruta 40 el 31 de julio. Allí se observa a un grupo de encapuchados que bloquean el camino con ramas e inician un fuego. Otros testimonios revelan que Maldonado sí formaba parte de las acciones violentas mapuches en las rutas.”

Como vocero del ministerio de represión a cargo de Bullrich fomenta la ilegalización de la protesta cosa que ha intentado el macrismo en reiteradas oportunidades, existen videos que muestran el corte en que participaba Santiago Maldonado trascurría con total tranquilidad, los jóvenes que participaban no se mostraban agresivos, pero aquí el escriba de Clarín comienza a incorporar una terminología muy parecida a la que usaba el diario de Magnetto en épocas de la dictadura, en vez de “terroristas subversivos” ahora utiliza el término “Manifestante radicalizado”, la utilización de esta terminología estaba destinada a justificar la persecución al pueblo mapuche.

El 10 de septiembre asume la función de chirolita de otro funcionario del ministerio de Seguridad, esta vez se trata de Gerardo Millman que pasó de ser “progresista” y mano derecha de Margarita Stolbizer a ser la mano de ultra derecha de Patricia Bullrich, ni bien el PRO ganó las elecciones.

Millman y su repetidor Andrade nos informaban de un Plan siniestro de la RAM: “Fuentes de la investigación indicaron a este diario, que la suma de los documentos representan una pista firme que apunta a un plan para desacreditar a Gendarmería Nacional, al gobierno de Mauricio Macri y ubicar la figura del lonko en un espacio de difusión excepcional que haría más compleja su salida del país”.

Es decir, que la desaparición de Maldonado era una farsa consistente en un Plan de la RAM para descreditar a la Gendarmería, al gobierno y beneficiar a Jones Huala ¿Entonces donde estaba Maldonado escondido? Sólo los lectores de Clarín adeptos al “Mentime que me gusta” podían creer en todas estas patrañas con que Andrade los alimentaba diariamente.

Pero el 19 de septiembre se cae uno de los argumentos de Clarín, según su periodista la Gendarmería no disparó en la Pu Lof ahora se sabe que se encontraron balas de FAL y 9 mm que no habían sido recolectadas en su oportunidad.

Y el 26 de septiembre Andrade nos regala otro de sus absurdos para descalificar a los mapuches cuando titulaba “Los testigos clave del caso Maldonado que responden a grupos K”, obviamente lo importante no es la ideología de los testigos, sino si dicen la verdad o no, pero por ahora el ranking de mentiras lo encabeza Clarín, tratándose en este medio era obvio que en algún momento debían ingresar los K como villanos de la película.

Así llegamos hasta el día 17 de octubre de 2017 en que apareció sin vida en el río Chubut el cuerpo de Santiago Maldonado, nuevamente Clarín y Claudio Andrade pretendieron defender la participación de la Gendarmería ocultando la ilegalidad del procedimiento que terminó con la muerte de un joven que sólo defendía una causa.

Clarín y Andrade plantaron pistas falsas

A lo largo de los 78 días en que Santiago Maldonado estuvo desaparecido la principal actividad de Clarín fue plantar pistas falsas, para eso contaba con este servicial empleado dispuesto a apelar a cualquier recurso para impedir que se supiera la verdad y desviar la atención sobre las auténticas causas de su desaparición y muerte.

FOPEA entregó un premio a quién dio información falsa en reiteradas oportunidades, pero no podemos decir que sea un error de esa institución, porque lo que está premiando es el servilismo de Andrade.

El 17 de agosto, cuando Santiago llevaba 16 días desaparecido, Andrade planteaba la posibilidad que Maldonado nunca haya estado en la Pu Lof al producirse la represión de Gendarmería, por lo cual todo reclamo por su aparición era un show montado para desacreditar a la Gendarmería y al macrismo.

Para plantar esta falsedad se basaba en que la última vez que se había utilizado uno de los celulares de Santiago había sido el 21 de julio, ese día se produjo un supuesto ataque a un puesto en la estancia de Benetton, y el puestero había acuchillado a uno de los atacantes que logró huir, la Gendarmería planteaba y Andrade apoyaba la hipótesis que ese herido podía ser Maldonado.

Esta teoría venía muy bien al gobierno porque mostraba que Maldonado no estaba desaparecido producto de la represión y porque lo mostraba como una persona violenta que atacaba puestos en una estancia.

Pero el 23 de agosto Clarín presentaba otra pista falsa, Maldonado habría cruzado el río y luego seguir lo más campante su camino, ese informe daba la posibilidad que tal vez esa persona no fuera Maldonado sino alguien utilizando su ropa.

Sin embargo, ese mismo día seguía manteniendo viva la posibilidad de que Maldonado hubiese atacado el puesto de Benetton, y que se procedería a realizar un estudio de la sangre en el cuchillo del puestero.

La campaña de difamación contra Santiago Maldonado realizada por Andrade también alcanzaba a su familia, el 26 de agosto planteaba sospechas porque los hermanos de Santiago aún no habían entregado las muestras de sangre que podrían demostrar la participación del artesano en el asalto a la estancia de Benetton.

Clarín tenía puestas grandes esperanzas por demostrar que Santiago había participado de este hecho, tal es así que el 28 de agosto Andrade titulaba su columna: “Caso Maldonado: dos médicas habrían atendido a un herido horas después del ataque a un puesto”.

El 29 de agosto vuelve a repetir algunas de las hipótesis que resultaron falsas: 1) según el rastrillaje realizado con perros Maldonado cruzó el río Chubut y siguió su camino vaya a saber hacia dónde. 2) Pone en duda lo señalado por testigos en el sentido que Santiago Maldonado haya estado en el corte de ruta del 1° de agosto.

Tres días después sale con una nueva falsedad esta era tan conveniente para el gobierno que hasta Elisa Carrió la dio por cierta repitiéndola con total convicción en televisión, Andrade tituló su nota: “El artesano desaparecido en el Sur Caso Maldonado: una nueva versión apunta a que estaría en Chile

Pero el 3 de septiembre vuelve a superarse, mostrando que los lectores de Clarín son capaces de absorber engaños sin ninguna limitación, cuando Claudio Andrade los sorprendía con el título que decía: “Un estudio de rastros y una nueva pista: ¿Santiago Maldonado estuvo en Cushamen el 15 de agosto?”

Es decir que los mapuches y las organizaciones de Derechos Humanos estaban reclamando por la aparición de alguien que 14 días después de haber desaparecido se estaba paseando impasible por el mismo lugar donde se lo había visto por última vez.

Esta vez Andrade repite sin poner en duda un informe de la policía evidenciando lo que ya señalamos varias veces, el periodista premiado se había convertido en el vocero de las fuerzas de seguridad, despreciando cualquier fuente que desmintiera esa información que ya estaba tomando dimensiones disparatadas.

El 4 de septiembre se le caía una de las mentiras al comprobarse que la sangre en el cuchillo del puestero no era de Santiago Maldonado, esta hipótesis planteaba que el artesano nunca había estado en Cushamen el 1° de agosto, sin embargo, unos días después vuelve a plantar la idea que Santiago no había estado en ese lugar el día de la represión.

Andrade lo dice el 9 de septiembre de la siguiente manera: “Numerosos testimonios que hablan de que Maldonado estuvo en Cushamen entre el 31 de julio y el 1 de agosto, lo cierto es que ninguno ha sonado convincente para la Justicia Federal” Rematando que “Su estadía allí no está confirmada.”

El 1° de octubre Clarín plantea que quedan en pie dos hipótesis o Santiago Maldonado se ahogó en el río o nunca estuvo en Cushamen, pero el 11 de octubre Andrade remarca la hipótesis que nunca haya estado en Cushamen.

Una semana antes que encontraran el cuerpo de Santiago Maldonado, Andrade, Clarín y el gobierno seguían mintiendo, mientras el periodista premiado sólo confiaba en las fuentes oficialistas y descreía de lo que decían los mapuches y las organizaciones de Derechos Humanos.

Andrade fue premiado por FOPEA por plantar las siguientes pistas falsas sobre la desaparición y muerte de Santiago Maldonado:

1) Nunca estuvo en Cushamen.
2) Fue herido por un puestero en una estancia de Benetton al que atacó.
3) Cruzó el río y siguió caminando con rumbo desconocido
4) Se encontraba en Chile
5) Estaba paseando por Cushamen el 15 de agosto dos semanas después de su desaparición.

Cuando Clarín volvió a hablar de enfrentamientos

Antes que Lanata se vendiera a Clarín, mantuvo una disputa con Ricardo Kirschbaum actual secretario general de redacción del diario Clarín, donde le decía “Los mejores años de su carrera avalando los negocios y los asesinatos de la dictadura. En la sección Política, para colmo. ¿Cuántos supuestos enfrentamientos habrá publicado Kirschbaum? ¿Cuántos nombres habrá silenciado?”

“Los supuestos enfrentamientos” que menciona Lanata se refiere a que los asesinatos de la dictadura cívico-militar eran presentados por la prensa canalla como “enfrentamientos”, pues bien, Clarín de la mano de Andrade volvió a recurrir al término “enfrentamiento” para encubrir esta vez los asesinatos del macrismo.

Cuando se produjo el asesinato por la espalda de Rafael Nahuel el 25 de noviembre de 2017 por la acción de la Prefectura enviada a reprimir por Patricia Bullrich la noticia fue presentada por Claudio Andrade bajo el siguiente título: “Un mapuche murió baleado tras un enfrentamiento con la Prefectura en Villa Mascardi”.

Pero las coincidencias con la dictadura no terminan ahí, los que morían en los falsos enfrentamiento eran “subversivos” ahora son “mapuches radicalizados”, leamos el infame artículo: “Un muerto y al menos dos heridos fue el resultado de un duro enfrentamiento armado entre un grupo de mapuches radicalizados y miembros del equipo Albatros de Prefectura Naval en la zona del lago Mascardi, a 35 kilómetros de Bariloche, la misma que el jueves pasado fue desalojada por orden de la justicia federal. De acuerdo a fuentes provinciales, el intercambio habría sido prolongado y muy fuerte. La víctima fue identificada como Rafael Nahuel y Tenía 27 años.”

La mentira se consumaba de la siguiente manera: “Según pudo averiguar Clarín, un grupo de 10 mapuches atacó, en horas de la tarde, primero con piedras y después con armas calibre 22 y 28 a una patrulla de Prefectura Naval que se encontraba realizando tareas de búsqueda de fugitivos en Mascardi que se habían evadido del operativo del 23”

Las pericias posteriores demostraron que los mapuches sólo tenían cuchillos que es un utensillo muy común en la gente de la Patagonia y que no contaban armas de fuego en su poder.

Los que Clarín llamaba “enfrentamiento” era una criminal cacería de mapuches, un operador turístico, Pablo Curlo, que pasaba por la zona en una combi dijo lo siguiente: “De abajo tiraban y desde arriba gritaban ‘paren de tirar, hay chicos, hay mujeres’”. También aseguró que la Prefectura “tiraba a mansalva”.

Los dos jóvenes que llevaron el cuerpo herido de Rafael Nahuel fueron detenidos como sospechosos de ser los culpables de su asesinato lo que muestra el comportamiento parcial del Poder Judicial de la zona y de las fuerzas de seguridad.

A partir de este asesinato la actitud de Andrade y Clarín fue la misma que durante la desaparición y muerte de Santiago Maldonado, convertirse en voceros de las fuerzas represivas y demonizar a las víctimas.

Al día siguiente Clarín sale a desprestigiar las movilizaciones en protesta por el asesinato de Nahuel, el título de Andrade remarcaba la palabra violencia: “Violencia en Río Negro
Protesta por la muerte de un joven mapuche: bloquean el acceso a El Bolsón y marchan en Bariloche”

La violencia según el léxico de Clarín siempre la ejercen las víctimas nunca las fuerzas de la represión: “En las últimas horas la seguridad policial se ha reforzado notoriamente en Bariloche ante el temor de una escalada de violencia como respuesta a los eventos en Mascardi” y agrega Andrade: “Hoy las calles lucen vigiladas para prevenir agresiones como las que ocurrieron el sábado. Grupos de mujeres mapuches lanzaron gritos de guerra en las calles y molestaron a vecinos y turistas que estaban en el interior de la Catedral”.

A estos escribas del poder y sus lectores nunca le salen bien las cuentas porque las agresiones provienen de su sólo lado que es el mismo donde se encuentran las víctimas, Clarín está preocupado por la tranquilidad de los turistas pero nunca parece escandalizarse por las muertes y heridos que sufren los mapuches y quienes acompañan su histórica lucha.

Clarín y Andrade consuman su mayor canallada el 8 de febrero de 2018 cuando titulan de la siguiente manera: “Conflicto en la Patagonia Autopsia al mapuche muerto en Mascardi: le habrían encontrado restos de pólvora en la mano”

Por enésima vez Clarín pretende culpabilizar a la víctima con el siguiente argumento, si Nahuel tenía pólvora quiere decir que tenía un arma de fuego y por lo tanto se justificaba, según el razonamiento del periodista delator, que haya sido asesinado por la Prefectura. Esta cortina de humo es levantada a pesar que la investigación no había encontrada armas de fuego utilizadas por los mapuches, pero existe otra posibilidad porque fueron los mapuches que levantaron los cartuchos utilizados por Prefectura para entregárselos al juez interviniente.

La falsa información presentada en Clarín decía: “Los científicos del Instituto Balseiro habrían confirmado a la Justicia Federal que fueron encontrados restos de pólvora en las manos del Rafael Nahuel, el joven muerto durante un presunto enfrentamiento con prefectos del Grupo Albatros el 25 de noviembre pasado en el predio ocupado de Mascardi, a 35 kilómetros de Bariloche. Según pudo averiguar Clarín, los expertos ya se lo habrían transmitido al juez Gustavo Villanueva quien tiene a su cargo la causa con la carátula “NN/sobre muerte dudosa”.”

El 30 de marzo de 2018 vuelve a la carga para intentar imponer la idea del “enfrentamiento”, titulando que: “Caso Rafael Nahuel: las pericias determinaron que mapuches y prefectos tenían restos de pólvora” no dejando duda sobre sus intenciones al afirmar que: “El estudio científico hecho sobre las muestras tomadas en Mascardi abonarían la posibilidad de un enfrentamiento. Mientras tanto el Ministerio de Seguridad se posiciona. ‘No se puede condenar a un prefecto por realizar su trabajo’, indican apoyando la versión de los Albatros sobre que hubo un intercambio de fuego.”

Y continuaba entusiasmado señalando “En las últimas horas se conocieron los resultados del análisis hecho por científicos del Centro Atómico de Bariloche, sobre los restos tomados de manos y dedos a un grupo de efectivos de Prefectura Naval y a tres civiles, entre ellos el joven Rafael Nahuel fallecido en Mascardi el año pasado”

Sin embargo, desde el Instituto Balseiro desmentían de manera rotunda lo que decía Andrade, el comunicado del dicho organismo informaba que: “En respuesta a una versión periodística que buscaba deslindar la responsabilidad de la Prefectura Naval en el asesinato por la espalda de Rafael Nahuel, el Instituto Balseiro aclaró que no realizó ni está realizando un estudio relacionado con el caso”.

El documento del Balseiro comunicaba que “considerando la preocupación generada en la comunidad académica por las inexactitudes en el contenido de la nota (de Clarín) que involucra al Instituto Balseiro”, se aclara que “no se están realizando las pericias mencionadas en el artículo periodístico en dependencias del Instituto Balseiro”. Es más, puntualiza que “a la fecha no consta que existan resultados sobre las mencionadas pericias”. La nota está firmada por Carlos Balseiro, director de la entidad.

Por lo tanto se trataba de una nueva y monumental mentira de Claudio Andrade que por lo que venimos viendo en el caso del asesinato por la espalda de Rafael Nahuel fue premiado por FOPEA por:

  1. Inventar un enfrentamiento
  2. Acusar de mapuche radicalizado al joven asesinado
  3. Mentir sobre un informe que no existe

Los especímenes que generan Clarín y el neoliberalismo

En su cuenta de Twitter Claudio Andrade se vanagloria de no haber participado de ninguna huelga, de no creer ni en los gremios ni en la militancia. Dice que lo único que hizo en su vida fue laburar.

También se ofrece para romper la huelga de Telam, mostrándose dispuesto a trabajar gratis en esa agencia, además se dedica a atacar a sus colegas cuya fuente de trabajo está en peligro.

Claudio Andrade muy bien podría constituirse en un caso de estudio, tanto en sus notas como con sus mensajes en twitter, para analizar los daños que provoca la lectura diaria de Clarín y estar sometido acríticamente al mensaje cotidiano en una sociedad neoliberal.

El periodista premiado por FOPEA muy bien podría servir de ejemplo para entender por qué a lo largo de la historia los poderosos, que son los menos, han podido dominar e imponerse sobre los oprimidos que son los más, la explicación está en que siempre encuentran Andrades dispuestos a servirles fielmente.

Para eso necesitan incentivar en esas personas el egoísmo y el individualismo, mientras se erradica cualquier rasgo solidario de su personalidad.

Por cierto, el lavado de cerebro que realizan los medios de comunicación y una educación alejada de los intereses de las mayorías, debe estar direccionado a convertir al individuo en un soldado disciplinado dispuesto a atacar a sus pares, al punto de carnerear un paro y además ¡estar orgulloso de eso!, el lavado resulta más profundo si esa conducta no produce ningún tipo de remordimiento.

Pero eso sí, hay una mala noticia para Claudio Andrade aunque él no se quiera dar por enterado es un militante, milita para las fuerzas represivas desatadas por Patricia Bullrich en contra del pueblo argentino.

También nos permitimos dudar que Andrade esté dispuesto a hacer nada gratis a menos claro que eso signifique recibir el elogio del patrón que en su caso es Magnetto, como decía Facundo Cabral el jinete acaricia al caballo cuando lo quiere montar, una “caricia del patrón” puede ser tan efectiva o más que un bono de fin de año.

Estas son las cualidades que premia FOPEA por lo tanto quedan excluidos los muchos periodistas dispuestos a investigar al poder y denunciarlo, muchos de ellos hoy están sin trabajo, sin que eso moleste a FOPEA ni a Andrade, mas bien este último parece alegrarse de que eso ocurra.

Nunca los mercenarios entenderán a los Santiago Maldonado ni a los Rafael Nahuel, jóvenes con firmes convicciones dispuestos a arriesgarse por ellas, que son la contracara de los premiados por FOPEA, por eso Clarín ha mantenido una línea constante tendiente a difamar y calumniar a los jóvenes que militan y abrazan utopías, la comparación de las conductas de esos jóvenes y los serviles al poder son una denuncia cotidiana que pone en evidencia las canalladas de los poderosos y sus mercenarios.

Volver a la Página Principal