El Forjista

Falsa oposición

El macrismo ha contando en estos catastróficos cuatro meses con la imprescindible colaboración de una falsa oposición que le ha permitido al oficialismo aplicar sin esforzarse su proyecto neoliberal.

Aunque sean varios los opositores truchos que ayudan interesadamente al oficialismo, lo personalizaremos en los nombres de Sergio Massa, Margarita Stolbizer y la dupla conformada por Diego Bossio y Juan Manuel Urtubey.

En lo que podría considerarse un viaje de luna de miel, Massa y el presidente se pasearon por Davos, donde rindieron pleitesía al establishment económico mundial, Macri en tanto viejo integrante de esa oligarquía y su fiel acompañante como un desesperado postulante a ser aceptado en algún momento por el poder económico. Cabe mencionar que a pesar de sus esfuerzos la oligarquía nativa decidió brindar su apoyo a Macri en las últimas elecciones presidenciales, mientras el ex intendente de Tigre suplicaba se le permitiera integrar ese frente conservador.

Mientras que la "progriessista", como ingeniosamente la llama Horacio Verbitzky, Margarita Stolbizer, se ha lanzado a una furiosa competencia con Elisa Carrió en denuncias disparatadas contra la ex presidenta, llegando al disparate de pedir sus proscripción y utilizando para dichas operaciones los materiales que le acerca el grupo Clarín, mientras mantiene una deliberada mudez y ceguera ante la desfachatada corrupción offshore del macrismo. Pero esta actuación tiene una clara intencionalidad, Margarita busca denodadamente algún carguito, ya se autopostuló para la Corte Suprema, pero le vendría bien cualquier otro puesto ya que es muy difícil que lo pueda obtener mediante los votos.

El principal ladero de Stolbizer, Gerardo Millman, se apresuró a abandonar el partido para correr a aceptar un cargo como segundo en el Ministerio de Represión que comanda la comisaria Patricia Bullrich, Millman se ocupó en estos últimos años de defender los intereses Clarín en el AFSCA, accionar por el cual, él si obtuvo su carguito, mostrando que en este minúsculo partido llamado GEN andan bastante flojos de convicciones.

Sobre Diego Bossio sólo diremos que seguramente ha podido obtener lo que buscaba. varios miles o millones de sanguchitos y la posibilidad de sentarse a la mesa de Mirta Legrand, pero en cuanto a su futuro político podríamos decir que se trata de un zombie, parece que está vivo pero su carrera política ha llegado a su fin.

En cuanto al farandulero y enamorado gobernador de Salta, quién sólo pretende ser ungido por Héctor Magnetto como sucesor de Macri, nos perece muy dificil que aún le quede algo de futuro político fuera de su provincia, por más que haya pasado más tiempo junto a Macri que Juliana Awada, el pueblo se da cuenta muy rápidamente en quién puede confiar y en quién no.

Más allá de la ironía con que encaramos esta nota lo realmente trágico es que esta oposición colaboracionista sea directamente responsable de los desastres provocados por el macrismo, son culpables por la rendición infame ante los fondos buitres, por los despidos y los tarifazos, de que el pueblo argentino vuelva a sentir hambre, por la detención ilegal de Milagro Sala y por el silencio ante la generalizada corrupción offshore del macrismo que muestra que estos funcionarios tienen más preocupación por sus negocios particulares que en defender el interés común.

A medida que se acerquen las elecciones del año que viene alguno de estos falsos opositores intentarán camuflarse como verdaderos opositores alejándose del oficialismo, pero el daño que han producido no podrá ser reparado con su hipocresía, el pueblo argentino no se olvidará que estos personajes son protagonistas del desastre nacional que estamos padeciendo.

Volver a la Página Principal