El Forjista

 

Estadísticas que nunca serán publicadas en Clarín

 


Todos los días los medios de las grandes corporaciones nos bombardean con una realidad que parece acercarse a pasos agigantados hacia un Apocalipsis inevitable, demás está decir que para ellos todo, absolutamente todo, es responsabilidad de la presidenta, puede apreciarse en quienes nos entregan esos mensajes deprimentes, que en sus propios rostros tienen marcado un rictus de tensión y amargura con el que intentan contagiarnos a todos.

Hasta parecen ponerse tristes cuando un asesinato no es producto de la denominada inseguridad, la sangre y las muertes los entusiasman, defensores exaltados del lema: "cuando peor, mejor". Tras su desesperada crispación se evidencia su militancia desestabilizadora y la repugnante obsecuencia por los intereses comerciales de sus patrones.

Han perdido todo contacto con la realidad y están fomentando el lamentable extravío de algunos argentinos a los cuales tratan de infectar con el virus del resentimiento, el odio y la envidia.

Antes esta situación cotidiana creemos conveniente dar a conocer algunas estadísticas que muestran una realidad muy diferente a la matriz a la que tratan de conectarnos las corporaciones, por cierto que no estamos en el paraíso pero tampoco estamos en el infierno, lugar al que sí conocimos en el 2001 por el accionar irresponsable, ineficiente y antipopular de algunos que actualmente se encuentran en la oposición y pretenden darnos lecciones de cómo gobernar.

Vayamos entonces a los números.

1) Universidades del Gran Buenos Aires. Se estima que estas casas de estudios ya agrupan a unos 150.000 estudiantes, de los cuales la gran mayoría son la primera generación en su familia de acceder a estudios universitarios. Este es un dato de suma importancia porque está relacionado con una movilidad social ascendente.

Que esta noticia no trascienda en ciertos medios no sólo se debe a la resistencia de las grandes corporaciones periodísticas a dar números que favorezcan al gobierno, también tiene relación con el porteñismo de estos diarios para los cuales si no ocurre en la ciudad de Buenos Aires no es importante.

Algunas de estas Universidades son anteriores al 2003, pero hubo otras creadas recientemente como la Universidad Nacional Arturo Jauretche de Florencio Varela que fue inaugurada el 17 de noviembre de 2010, la Universidad Nacional de Moreno lo fue el 29 de diciembre de 2009 y la Universidad Nacional de Avellaneda el 7 de diciembre de 2009.

La Universidad de la Matanza fue creada en 1991, pero entre 2003 y el 2012 cuadruplicó la cantidad de estudiantes de 10.000 a 40.000.

En la Jauretche cursan uno 8000 estudiantes de los cuales el 40 % viven en calle de tierras y el 95 % es la primera generación de estudiantes universitarios en su familia, ese porcentaje es del 90 % en la de Moreno, el 75% en San Martín, el 80% en La Matanza.

Para los medios de comunicación dominantes esto no es importante, lo cual no hace otra cosa que mostrar que intereses defienden.

2) Informe del Banco Mundial: Según un Informe del Banco Mundial aparecido en noviembre de 2012, la clase media en la Argentina se duplicó, conformando el mayor crecimiento de esa clase social en América Latina.

En toda América Latina pudo comprobarse ese incremento que en conjunto llegó al 50% pasando de 103 millones en 2003 a 152 millones en 2009, en nuestro país para el mismo período pasó de 9.3 a 18.6 millones.

Para aquellos que aún no perdimos la memoria podemos recordar el estado de la clase media en el año 2001, una importante porción de ella perdió sus ingresos por falta de trabajo y hasta se procedió desde el Estado a saquear sus ahorros.

Una paradoja, principalmente en la Ciudad de Buenos Aires, es que posiblemente algunas de esas personas que quedaron al borde de caerse de la clase media y que producto de la política del kirchnerismo pudieron retornar a sentirse parte de la misma, ahora estén dispuestos a salir a cacerolear y a votar en contra del gobierno que les permitió recuperarse.

Aunque es notorio que para alguna gente de mentalidad pequeñoburguesa cuando les va mal es culpa del gobierno, pero cuando les comienza a ir bien es producto exclusivo de su genialidad.

3) Estadísticas de la UNICEF: La Tasa de Mortalidad para menores de 5 años pasó del 28 por mil en 1990 al 14 por mil 2009, mientras que la Tasa de Mortalidad para menores de un año tuvo un descenso del 25 al 13 por mil en el mismo período.

La esperanza de vida al nacer era en el 2009 de 76 años, apenas tres años menos que en los Estados Unidos y tres años más que en el Brasil.

La Tasa de Alfabetización de jóvenes entre 15 y 24 años para el período 2004 y 2008 era del 99 %.

La tasa de permanencia hasta el último grado de la primaria para el período 2005 y 2009 es del 95 %, mismo porcentaje que los Estados Unidos.

4) Estadísticas de la CEPAL:

Tasa de Desempleo

1990 : 7.4%       1995: 17.5 %      2000: 15.1 %      2005: 11.6%     2010: 7.7 %

 

Gasto Público en Educación % sobre el PBI

2000: 4.6 %     2003: 3.5%     2009 5.4%

 

Deuda externa en millones de dólares

2003: 164 645.3         2010: 128 618.1

 

Deuda externa como porcentaje del PBI

1983: 47.2%       1989: 90.0%       1999: 53.8%       2002: 153.6%       2010: 34.7 %

Conclusiones: Estas estadísticas son bastantes concluyentes en varios sentidos, veamos de que se trata:

I) Aún resta mucho por hacer para mejorar todos los índices que aquí se muestran.

II) El rumbo seguido en estos últimos 10 años es evidentemente el correcto, por lo cual los argentinos no deberíamos permitir que se intente torcerlo para retornar a los años aciagos que fueron aquellos anteriores a 2003, con alguna primavera pasajera, pero es de remarcar que nunca tuvimos tantos años de crecimiento y mejora constante de todos los índices.

 

Volver a la Página Principal