El Forjista

El miedo lo provocan los dirigentes del PRO

 

Paradójicamente los maestros en campañas sucias, es decir los dirigentes del PRO, han salido a victimizarse y denunciar operaciones en su contra, cuando son ellos y sus empleados quienes han introducido estas maniobras pestilentes en la política argentina.

Podemos recordar la que hicieron contra el padre de Daniel Filmus o las denunciadas por el aliado del PRO, Martín Lousteau, o más recientemente la prohijada por el mercenario Jorge Lanata contra Aníbal Fernández, y una semana antes de las elecciones del 25 de octubre, la absurda denuncia de ese dúo al servicio de los buitres y la embajada de los Estados Unidos conformado por las diputadas Patricia Bullrich y Laura Alonso.

Los mismos personajes han acusado al Frente para la Victoria de realizar una campaña de miedo, cuando lo que realmente causa pavor son las declaraciones de los funcionarios del PRO, sin ir más lejos Mauricio Macri acaba de mostrar su preocupación porque según él no es nada bueno la creación de nuevas Universidades, para ellos la educación es otra oportunidad de negocios por eso alientan a los colegios y universidades privadas y muy posiblemente intentarán la destrucción de la educación pública.

A los neoliberales nunca les resultó simpático que los sectores de menores recursos puedan educarse, eso provoca que exijan mayores sueldos y algunas rebeldías que pueden causar alguna zozobra a los empresarios que ellos representan.

Otro motivo de honda preocupación es que se entregue el manejo de la producción de energía a un representante de la multinacional holando-británica SHELL, Juan José Aranguren, uno de los responsables de la corrida cambiaria del 2014 y quién acaba de señalar que YPF difícilmente siga siendo estatal.

Pero quién ha encabezado la lista de integrantes del PRO que están escupiendo todas las propuestas antipopulares que nos esperan si Macri llega a la presidencia, es el economista Carlos Melconían, que ahora integra las huestes de Mauricio Macri luego de ser un ferviente menemista.

Ya Melconián nos ha anunciado que no habrá aumento de salarios ni de jubilaciones, que provocarán una feroz devaluación que como todos sabemos derivará en una hiperinflación que destruirá el poder adquisitivo del salario y las jubilaciones, y también, aunque se le expuso a un círculo más reducido, ya prometieron la suba de la edad jubilatoria, imitando a su maestro Domingo Cavallo.

Y pensar que el PRO dice que sus rivales son los que provocan el miedo, cuando por lo que vimos la dirigencia liberal está especializada en provocar el terror entre los sectores populares, eso sí, sólo cuando se proponen no enmascararse tras la careta del peronismo y otras simulaciones que le impidan al electorado saber cómo piensan o que le permita provocar confusión entre los votantes.

Al menos esperamos que quienes estén dispuestos a votar por Macri, cuando se ponga en práctica este proyecto de terror, no nos vengan a decir que no lo votaron.

Volver a la Página Principal