El Forjista

 

De Narváez, una vida dedicada a lucrar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La vida de Francisco De Narváez tiene ciertos aspectos que han sido cuidadosamente ocultados por la prensa corporativa que intenta vanamente hacer florecer candidatos opositores para lo cual necesita esforzarse mucho  y apelar a una gran cuota ocultamiento y engaños.

La única preocupación de De Narváez hasta ser un adulto bastante maduro fue la de lucrar con sus empresas, la mayoría de la cuales las heredó. Paralelamente sus esfuerzos estuvieron centrados en frecuentar esos ambientes donde transcurren  sus vidas los denominados “ricos y famosos” y que son reflejados en las revistas semanales, por cierto que nunca prestó  demasiada atención a la marcha del país y muchos menos aún a la situación de los más humildes.

Fue recién en el 2001 es decir cuando tenía 47 años cuando empezó a mostrar algún interés por la política, la crisis que explotó en diciembre del 2001 atrajo a muchos oportunistas que creyeron que debido a la desconfianza de muchas personas por los políticos profesionales bien podían tener la ocasión para acceder de manera rápida a los más altos cargos de la política, más fácil aún cuando se disponía de una cuenta con varios millones para gastar.

Fue en febrero de 2001 que Macri lo convocó para formar un instituto  donde se convocara a profesionales a analizar los problemas del país conformando la Fundación Creer y Crecer que funcionó en una gran propiedad que pertenecía a De Narváez.

Recién a partir de ese momento creyó que debía ponerse al tanto de lo que había ocurrido en el país, sin embargo  llama la atención que  quién ahora se hace pasar por peronista haya decidido aprender historia nada menos con Carlos Pagni, periodista del diario la Nación que precisamente se encuentra en las antípodas ideológicas de ese movimiento político .

Ocurrida la profunda crisis de diciembre de 2001 De Narváez estuvo al tanto de lo ocurrido por la amistad existente entre Macri y Ramón Puerta, es más hasta llegaron a fantasear con poner a disposición los planes de gobiernos realizados en la Fundación para un supuesto gobierno de Puerta.

 El 9 de julio de  2002 participó junto a Macri y otros en una reunión con Reutemann con la idea de convencerlo para aceptar la candidatura a la presidencia, también aquí la intención fue entregar los planes al corredor, pero éste terminó por no aceptar.

El último intento de De Narváez en su deseo de imponer a un presidente y entregarle el libreto de lo que debía realizar fue con Macri, pero éste resolvió que primero debía intentar en la ciudad antes de hacerlo a nivel nacional, eso provocó la separación entre los dos empresarios que recién llegaban a la política.


Casa Tía

Casa Tía fue una importante tienda que vendía una gran variedad de artículos, la misma fue fundada por la familia de Karl Steuer el abuelo materno de Francisco De Narváez que escapó de la Checoslovaquia ocupada por los nazis.

Primero se radicaron en Colombia donde Doris la hija de Karl conoció a Juan Salvador De Narváez, en ese país nació Francisco el tercero de sus hijos, a los pocos meses de su nacimiento se trasladaron a Buenos Aires, pero recién se tramitó su radicación cuando tenía 4 años.

En 1947 fundaron Casa Tía en Buenos Aires Federico Deutsch y Karl Steuer,  en 1971 murió el primero y al año siguiente el segundo, quedando la empresa a cargo Doris su hija y madre de Francisco y de Andrés Deutsch.
En un determinado momento se decidió que lo más conveniente para la empresa era que quedara a cargo de los hermanos Carlos y Francisco De Narváez.

Pero en 1988 todo estalló, Francisco De Narváez decidió despedir a su hermano, llamó a una empresa de fletes, colocó todas las pertenencias de su hermano, incluyendo su escritorio y las despachó fuera de la empresa.

Carlos hizo una denuncia penal , durante dos días la empresa fue allanada, pero se llegó a un acuerdo y se le terminó comprando la parte a Carlos lo cual significó que cuando Casa Tía se vendió no tuvo acceso a nada de los 600 millones de dólares.

Pero ahí no terminó la gestión de De Narváez, en 1990 despidió a 29 de los mayores ejecutivos de la empresa o sea a todos menos a él, no tuvo el coraje de comunicarle sus despidos a ninguno de ellos, algunos de los echados habían ingresado a trabajar en la empresa a los 18 años y tenían 56 cuando De Narváez decidió despedirlos.

De Narváez explicó esto de la siguiente manera: “Desde lo personal me duele, pero sabía que era lo que había que hacer, sino no podía producir el cambio de estructura que tenía que producir. Atrás de eso había una estrategia comercial”.

Efectivamente una estrategia comercial que no contemplaba a los seres humanos, su próxima “hazaña”  fue despedir a 200 empleados.

En 1994 una investigadora de la Escuela de Negocios de la Universidad de Harvard quién realizó un estudio de Casa Tía, recibió la siguiente explicación de De Narváez: “No hay justicia. La mayoría de la gente que despedí tenía veinticinco años de experiencia en Tía. En conjunto me deshice de 5.000 años de experiencia. Fue una decisión difícil de tomar y aún vivo con ella todos los días. No tiene sentido pensar en forma justa. No hay justicia”.

Así es para De Narváez no existe la justicia, sólo el lucro.

Sin embargo la preocupación por los despedidos no le duró mucho, en un tiempo no dejó de concurrir a cuanta fiesta social se le presentara posando para las frívolas revistas semanales, sus amigos de salidas nocturnas eran otros empresarios  como Mauricio Macri y Manuel Antelo. En una foto de esos años aparece disfrazado de diablo junto a dos modelos.

Casa Tía se vendió en 638 millones de dólares de los cuales le tocaron a De Narváez 175 millones, sin embargo hasta el último día se le decía a los empleados que la empresa no se vendía, es más, hasta el final se mantuvo una parodia con el objetivo de mejorar el precio de venta.

A los empleados se les presentaban planes de crecimiento a los fines de motivarlos y que no detectara  en que andaban los dueños. Dos meses antes se abrió con la participación del periodista una sucursal en Ushuaia, la idea era que nadie sospechara que estaban tramando.

Tanta fue la desilusión del personal por la incertidumbre de la venta  que una trabajadora de  puso en su Facebook refiriéndose a Andrés Deutsh y Francisco De Narvaez lo siguiente  “¡Estos hijos de puta vendieron Tía y nos vendieron la vida!” Para que Moyano vaya tomando nota de su nuevo aliado.

Si bien no podemos cuantificar la cifra fueron muchos los empleados de Casa Tía que perdieron su trabajo luego de la venta.

Antes de vender Casa Tía las familias Deutsch y De Narvaez se habían desprendido de su participación en la cadena mayorista Makro y en los super Ekono por unos 50 millones de dólares, también  habían vendido en 1997 el Paseo Alcorta por la que IRSA pagó 54 millones de dólares.

Luego de vender Casa Tía uno de los colaboradores le dijo a De Narvaez que los gerentes lo estaban esperando para despedirse, sus emotivas palabras fueron: “Muchachos, muchas gracias por todo. Me van a seguir viendo en las revistas”. Todo un sentimental.

 

Los otros negocios de De Narvaéz

Hay una parte de su historia que se trata de ocultar y es que De Narváez era miembro del directorio de LAPA, la empresa aérea, y su socio en Casa Tía, Andrés Deutsch era el presidente, el 31 de agosto de 1999 cuando se produjo la terrible tragedia en que un avión de esa compañía que se dirigía a Córdoba y que nunca pudo despegar del Aeroparque terminando en la Costanera con 65 muertes y varios heridos.

De Narváez y su socio fueron imputados, los familiares de las víctimas y los sobrevivientes pidieron 15 años para los responsables de la empresa, pero en un fallo escandaloso, una más para esta justicia corporativa, el juicio terminó con penas de tres años en suspenso para el Gerente de Operaciones y un Jefe de Línea de la Empresa, no le correspondió ninguna pena a los miembros del Directorio.

La estrategia de la empresa fue responsabilizar al piloto que había muerto en la tragedia, pero lo que quedó claro en el juicio era la ineludible responsabilidad de LAPA en que un piloto que no estaba en condiciones llegara a volar ese avión, las condiciones laborales en la empresa provocaba que se forzara a los trabajadores a desempeñar sus funciones en condiciones de suma inseguridad. Fue evidente que se trató de cortar el hilo por lo más fino para no llegar a los máximos responsables. 

El expiloto de LAPA y cineasta Enrique  Piñeyro que dirigió una película sobre el siniestro, declaró al conocer el veredicto: "Este fallo es jurídicamente inconcebible" y agregó: "Después de mi declaración corrió mucha plata para bajar a las otras querellas".

 En tanto que la hija de una de las víctimas señaló  “Estoy muy mal, los jueces corruptos están comprados por estos mercaderes, y vamos a apelar”. El término mercaderes era para referirse a los directivos de LAPA. Y una sobreviviente señaló: "Acá se mueve mucho dinero, basta con ver la cantidad de querellas que arrancaron y ahora se bajaron. A mí hace 15 días me ofrecieron plata para que hable en contra de una de las querellas". Esta es la Justicia que el gobierno nacional quiere modificar y que por obvias razones De Narváez se opone.

 Otro negocio de De Narváez comenzó a gestarse cuando Carlos Menem le vendió a precio vil por 30 millones a la Sociedad Rural Argentina (SRA) los terrenos que pertenecían al Estado en el barrio de Palermo, uno de los más cotizados de la Ciudad de Buenos Aires, pero esas tierras estaban tasadas en 131 millones.

A raíz de esta venta se inició una causa donde se imputaba a Menem y Cavallo. En 2002 De Narváez comenzó a usufructuar el predio, se comprometió a pagar medio millón de dólares y absorber la deuda de 50 millones que la SRA tenía con el Estado Nacional. Luciano Miguenz y Hugo Biolcatti participaron de esta concesión que fue objetada por varios socios de la Sociedad Rural, la concesión era hasta el 2025.

Sin embargo en noviembre de 2012 De Narváez vende La Rural al Grupo Fenix Entertainment Group al mes siguiente el Estado Nacional decide tomar posesión del predio basándose en que quedó comprobado en la Justicia que Cavallo y Menem vendieron La Rural en un valor muy inferior al de mercado lesionando los intereses de todos los argentinos y que además los concesionarios no habían cancelado cánon que se habían comprometido a pagar en el momento de la entrega.

Luego la misma Cámara en lo Civil y en lo Comercial que suspendió la aplicación de la Ley Medios siempre predispuesta a actuar a favor de las corporaciones en aprieto, intervino a favor de la Sociedad Rural,  algunos de sus integrantes de la Cámara integrada por  Francisco de las Carreras, Ricardo Guarinoni y Graciela Medina han participado en congresos en Miami pagados por el grupo Clarín por lo que ya se la ha bautizado con acierto la Cámara en lo Civil y en lo Clarín, ya es hora de  agregar “en lo Rural”.

Siguiendo con la multitud de negocios de De Narváez, en el 2005 le compró al grupo Vila-Manzano el 50% del canal América TV, también es dueño de Radio La Red y del Cronista Comercial.

La antigua ley de Medios no le permitía ser dueño de un canal y legislador a la vez, por lo que fue denunciado por el COMFER, De Narváez reconoció ante la Justicia su participación accionaria pero adujo que las había transferido a su hijo, lo cual cabe preguntarse si no cabría la denominación de testaferro por este artilugio para incumplir la ley, no obstante el juez interviniente se dio por satisfecho con la explicación y cerró la causa, en otra demostración de lo benigno que son los jueces cuando la billetera es grande.

A pesar de la credulidad del juez, De Narváez siguió siendo el dueño del canal y teniendo influencia en el mismo, de eso dio fe el periodista Reynaldo Sietecase en su libro Kamikases, éste periodista junto a Gerardo Rozín y Maximiliano Montenegro tenían un programa en el canal América que se llamaba Tres Poderes.

En julio de 2009 los periodistas recibieron presiones de las autoridades del canal para que entrevistaran en su programa a Francisco de Narváez, uno de los argumentos fue que en el otro programa político del canal ya lo habían entrevistado en tres oportunidades, se referían al programa de Majul que le realizó a su patrón unas entrevistas donde mostraba su repugnante obsecuencia.

Los periodistas de Tres poderes al final aceptaron realizar la entrevista a De Narváez, pero a diferencia de Majul, lo hicieron sin concesiones y realizando preguntas incómodas, como lo fue especialmente esa donde lo consultaron sobre su extraordinario crecimiento patrimonial que el candidato eludió generando numerosas sospechas.

Al final del programa cuando Sietecase estaba realizando las conclusiones fue sacado del aire y apareció la figura del acomodaticio Majul, mostrando cual era su función dentro del grupo Vila Manzano- De Narváez. A las dos semanas se le cambió el horario al programa del horario central de los domingos pasó al lunes a la medianoche.

Siguieron unos meses más y el programa fue levantado, también los periodistas recibieron múltiples  presiones de los dueños del canal para que se encolumnaran mansamente tras la posición del Grupo contrario a la Ley de medios.


El “peronismo” de De Narváez

Cada vez que se le pregunta cuánto aportó a las campañas electorales sufre de una repentina amnesia, así fue con su aporte a la campaña de Menem en el 2003, fue uno de los jefes de campaña para la frustrada segunda vuelta, preguntado sobre su apoyo al riojano respondió: “La Argentina necesita liderazgo, experiencia y convicción y estoy convencido de que el doctor Menem reúne esas condiciones. Uno tiene la sensación de que lo conoce a Menem, como conoce al Pato Donald, pero cuando me siento a hablar con él y lo miro a los ojos siento en él que quiere retornar a la presidencia para unificar a los argentinos”.

Pero dando un giro que responde a su falta absoluta de convicciones, en el 2005 pidió una audiencia con Kirchner siendo recibido por Alberto Fernández, su intención era entregarle los estudios efectuados en la Fundación que ya se encontraba disuelta.

Poco tiempo después fue invitado por Kirchner a formar parte de la delegación que viajó a Alemania. De Narváez había retornado a los negocios y apoyaba al gobierno, en una maniobra comercial intentó quedarse con los supermercados Disco compitiendo con Cencosud cadena chilena, con el argumento de que no quería que la empresa quedara en manos extranjeras llegó a sacar una solicitada con este propósito, pretendía que el gobierno interviniera, evitara la compra de supermercado por una cadena extranjera y quedarse él con Disco, pero el gobierno no intervino y a partir de ese momento De Narváez fue antikirchnerista.

Para las elecciones legislativas del 2005 que significó la ruptura entre Duhalde y Kirchner, en la provincia de Buenos Aires se enfrentaron sus esposas, De Narváez a fuerza de aportes obtuvo el cuarto lugar en la lista de diputados siendo electo, aquí tampoco quiso mencionar a cuanto ascendió su aporte aunque algunas versiones mencionaron que llegó a los dos millones de dólares.

Su participación como legislador fue casi inexistente, iba poco a las sesiones, no pedía la palabra, ni siquiera lo hizo para la discusión de las retenciones agrarias y tampoco trabajó en las comisiones.

 Donde sí se destacó como “peronista” fue en el momento de realizar aportes económicos, lo hizo para el Mausoleo de Perón en la quinta de San Vicente, gastó 250.000 euros en una subasta efectuada por la casa de remates Chistie’s de Roma para comprar el álbum de fotos de Perón, un uniforme de gala y la biblioteca del General. Eso si basta escucharlo hablar un ratito para darse cuenta que nunca leyó los libros de Scalabrini Ortiz, Jauretche, Abelardo Ramos o Hernández Arregui que formaban parte de la biblioteca del General.

Cuando el falso ingeniero Blumberg adquirió fama, De Narváez lo invitó a formar parte de su agrupación, pero eso terminó muy pronto, también estuvo con Lavagna al que abandonó ni bien este decidió apoyar la candidatura a gobernador de Sarghini.

Para el 2007 se alió con el PRO, mostrando que en el momento de realizar alianzas cualquier colectivo lo deja bien, siempre y cuando él pueda ir en primer lugar, la fórmula fue De Narváez- Jorge Macri, para poder ser candidato tuvo que intervenir la Corte Suprema de la provincia porque la Constitución no permitía a los extranjeros ser gobernador pero otra vez un fallo judicial lo beneficiaba.

En ese momento comenzó con una costumbre que mantiene hasta el día de hoy, que es comenzar la campaña electoral antes de lo que la legislación permite, pareciera que la condición de millonario lo dispensara de cumplir con la ley.

Realizó un impresionante  despliegue propagandístico que incluyó una gran presencia  en la Costa Atlántica durante el verano, que incluyó su participación en el habitual negocio de Fernando Niembro de mostrar al cliente como espectador de los torneos de verano. Logró el 15% de los votos y se ubicó en el tercer lugar detrás de Scioli y Stolbizer. Tampoco dijo cuando gastó su biógrafo Hernán Capiello estimó unos 10 millones de dólares.

El 7 de febrero de 2009 De Narváez y Felipe Solá se enteraron por el diario Clarín que iban a ser convocados por Macri para conformar un frente, en verdad se trataba de una operación realizada por el grupo Clarín con la finalidad de enfrentar al kirchnerismo y para eso usó a su político más obediente  que hasta el día de hoy sigue siendo Macri. De Narváez y Solá dieron el sí ante el hecho consumado y la presión de Clarín.

Felipe Solá debió soportar varias humillaciones, que se lo borrara de la campaña electoral y se le negó un lugar en las listas para su esposa. De Narváez se esforzó para que la campaña no tuviera nada que pudiera identificarlo con el peronismo, por eso es que resulta tan extraño e irónico cuando se lo señala como “dirigente peronista”.

Una de las particularidades de la campaña electoral del 2009 fue que gastó más dinero que el oficialismo, algunos dirigentes de su sector llegaron a estimar que hasta el 2009 De Narváez llevaba gastado unos 50 millones de dólares en todas las elecciones en que había participado.

De Narváez tiene su propia empresa de publicidad en la vía pública, eso ayudó para que en el 2008 empapelara toda la provincia con su cara, sólo en uno de los partidos de eliminatoria para el Mundial de Sudáfrica gastó medio millón de pesos y logró que las cámaras lo tomaran junto a su esposa embarazada durante el partido. En uno de sus spots llegaron a participar 500 extras.

Los gastos fueron tan extraordinarios que hasta su aliado Mauricio Macri se burló cuando fue tomado en un descanso de la grabación de una publicidad suya, la que luego fue subida a Internet, realizando chistes sobre los exagerados gastos de su socio político, dijo Macri con sorna: “¡Y como hace con la cuenta legal? ¡Se fue a la mierda!”

Pero más allá de todas la publicidades el mayor conocimiento lo logró con su participación en el programa de Marcelo Tinelli “El gran cuñado”, apareciendo junto al actor que lo imitaba con el que realizó algunos pasos de baile mientras sonaba “La vecinita tiene antojo”, en ese programa también realizó una de las pocas definiciones políticas que se le conocen: “Alica, Alicate”.

Lo cierto es que De Narváez obtuvo el mayor logro de su carrera política al ganarle a Néstor Kirchner por un 2% aproximadamente, su próxima ambición fue presentarse a la presidencia de la nación pero en este caso la Corte Suprema de la Nación no permitió por haber nacido en el extranjero.

Para el 2011 en un nuevo vuelco en sus alianzas, se presentó  a la gobernación apoyando la candidatura a presidente del representante del radicalismo Ricardo Alfonsín.  De Narváez salió segundo con el 15 % de los votos pero a 40 puntos del ganador que fue Daniel Scioli.

Las últimas fotos de De Narváez fueron junto a Moyano, el Momo Venegas, De la Sota y otros en una nueva pirueta, sin embargo deberían saber sus aliados que más allá de su gorda billetera nunca ha aceptado formar parte de proyectos donde no fuera él, el protagonista principal.

Para la campaña de las legislativas de 2013 nuevamente hizo caso omiso de la legislación vigente comenzando la campaña muchos ante con los demás, en este caso con agresiones a la presidenta de la Nación, lo cual muestra que sigue considerando que los millonarios puede desconocer la ley cuando le venga en ganas, siempre contando con una justicia que nunca se le anima al poder económico.
    


Los juicios


Entre el 2003 y el 2008 aumentó su patrimonio un 900%, la justificación fue por la ganancia obtenida en fideicomisos radicados en el exterior, estos activos son declarados como rentas exentas de impuestos, al igual que declaró haber vendido de acciones que no están gravadas, en el 2006 incorporó a su patrimonio 84 millones para llegar en el 2008 a 113 millones, sin embargo sólo por la venda de Casa Tía recibió 173 millones dólares, pareciera que algo se perdió en el camino.

También llama la atención que mientras en Argentina los asalariados pagan el Impuesto a las Ganancias, haya poseedores de fideicomisos y  de acciones en el exterior que no lo hagan.

Mientras entre el 2004 y el 2006 necesitaba entre 3 y 4 millones anuales para vivir, en el 2007 donde participó de una campaña electoral sus gastos saltaron a los 26 millones de pesos.

Preguntado por un periodista,  De Narvaez llamó “estructurar el patrimonio“ a la habilidad de los empresarios por ocultar algunas pertenencias, armó un entramado de empresas, reconociendo que las acciones están registradas al valor de compra y no de mercado, aclarando que eso está permitido por la justicia.

 De Narváez es propietario de más de 24 empresas, todas ellas son sociedades anónimas, en el 2008 declaraba tener en el exterior el equivalente a 18 millones de pesos en un banco suizo.

Hay una causa judicial radicada en Mar del Plata para que se lo investigue debido al despliegue publicitario realizado en el 2009, causa que marcha a paso de tortuga.

La AFIP pudo comprobar que la madre de De Narváez había aportado en el 2001 acciones de una sociedad uruguaya a un fideicomiso en el Principado de Lichtentein que tenía por beneficiarios a sus hijos y sus nietos, en el 2004 al morir su madre, el fisco le solicitó información para saber que había ocurrido con el fideicomiso.

De Narváez reconoció ante la AFIP que había recibido por la existencia de fideicomisos en el exterior 14 millones de dólares en el 2005 y 26 en el 2006.

Además se han detectado préstamos entre De Narváez y su hijo también de nombre Francisco, el padre recibió un préstamo de 3 millones de su hijo, quién lo obtuvo de un acreedor externo que se encuentra en la Isla de Jersey una dependencia británica con nula tributación, pero lo extraño era que el hijo de De Narváez tenía un patrimonio de 250.000 dólares y que sus ingresos anuales eran de 25.000 pesos.

De Narváez explica la existencia que parte de su patrimonio se encuentra en fideicomisos en el extranjero y a la pregunta de si eso era  una parte de la herencia de su madre, contesta:  “No, dentro de la condición patrimonial de la Argentina, es posible constituir fideicomisos, se pueden hacer en la Argentina o en el exterior. Lo que hace uno es poner parte de su capital para protegerlo en el tiempo, para las próximas generaciones. Lo hizo mi abuelo, mi mamá y yo con mis hijos ¿Por qué en el exterior? Por la inestabilidad de la Argentina”.

Debería tomar nota Moyano que uno de sus nuevos aliados tengan el dinero en el exterior y no muestren ninguna intención de traerlo al país y además exalten esta forma de descapitalizar el país. La apología que De Narváez hace de que los argentinos tengan su dinero en el extranjero sería un inmenso escándalo si no fuera por la protección que recibe de los medios concentrados.

En mayo de 2013 la Cámara en lo Penal Económico rechazó un planteo  de anulación  de De Narváez en una causa por evasión tributaria, esta es otra de las que se tramitan contra el diputado.

En esta causa la AFIP detectó cuatro sociedades radicadas en Panamá no declaradas por De Narváez, el ente estatal presentó documentación donde muestra que una de esas sociedades fue creada en 1975 y disuelta en el 2004, otra fue creada en 1999 y todavía está vigente. El diputado es propietario de nueve sociedades residentes en Panamá y cuatro de ellas no fueron declaradas, la AFIP informó que :  "Nunca pudo dar el origen de U$S 40 millones provenientes de fideicomisos radicados en Jersey", el monto de la supuesta evasión ronda los 88 millones de pesos.

Gran parte del dinero de De Narváez se encuentra en el exterior en paraísos fiscales(Panamá, Principado de Lichtentein, Isla de Jersey),  a ningún juez ni fiscal le llama la atención esto, por otra parte los dos juicios que se tramitan contra él,  parecen dormir el sueño de los injustos, cuando se relama justicia legítima obviamente está referida a que el poder económico también pueda ser investigado y juzgado si no cumplen con las leyes vigentes.

Si duda el silencio de los medios hegemónicos sobre De Narváez también muestra la sociedad entre esos medios y los poderosos grupos económicos, claro que ahora con el apoyo de algún sindicalista como Moyano, por eso es que De Narváez es el mejor ejemplo de la capitulación del camionero.


Fuentes :

Hernán Capiello. Colorado. Planeta 2010
Reynaldo Sietecase . Kamikases Aguilar 2012
Diario La Nación 20/12/2012, 25/11/2012, 2/2/2010
Tiempo Argentino 23/5/2013
http://www.aviacionargentina.net/foros/aviacion-comercial-argentina.7/3012-el-caso-lapa-2.html

Volver a la Página Principal