El Forjista

Declaración de Principios 

 

 

 

 

 

 

 

 Durante la década del 90, el liberalismo impuso sus condiciones, con sus consecuencias de hambre, pobreza, destrucción del aparato productivo y endeudamiento furioso, porque una parte importante del pueblo argentino adhirió a sus postulados, creyendo que las privatizaciones y apertura del mercado iban a derramar bienestar sobre los sectores populares.

 La clase media se subió al carro triunfal del menemismo primero y del delarruismo posteriormente, atosigada por los mensajes de los medios de difusión, que en manos de los mismos que apoyaron la dictadura militar, inundaron los hogares con la propaganda financiadas por los mismos que terminaron comprando a precio vil las empresas de servicios privatizadas.

 Sólo se escucharon algunas voces solitarias que alertaron sobre las nefastas consecuencias que explotaron en el 2001.

 La imposición de dichas ideas fue posible porque no existió un poder con ideas nacionales que enfrentaran con alguna posibilidad de éxito al tsunami neo-liberal.

 En América Latina, por estos días han comenzado unos tibios intentos por torcer ese nefasto camino transitado en los 90, creemos que estos nuevos aires deben estar acompañados por un resurgir del pensamiento crítico, latinoamericano,  progresista y democrático; que sirvan para difundir las ideas de Soberanía Nacional y Justicia Social.

 Adoptamos el nombre de "El Forjista" en homenaje a aquella agrupación surgida  del yrigoyenismo y que confluyó en el peronismo, que libró una lucha implacable contra el Imperio Inglés y sus socios nativos durante la llamada Década Infame. FORJA contó entre sus filas a pensadores de la talla de Raul Scalabrini Ortiz, Arturo Jauretche y Homero Manzi.

 Por supuesto, creemos que en el siglo XXI las condiciones son diferentes y por lo tanto debemos adaptar sus ideas a las condiciones actuales e  incorporar las contribuciones de otros hombres argentinos y de otras tierras, que tengan en claro el carácter destructor del imperialismo en nuestra América Latina.

 Convocamos a nuestros lectores a enriquecer este proyecto con nuevas opiniones e ideas.                           

 

Volver a la Página Principal