A favor del golpe de 1955

El Forjista

 

Clarín, el gran corruptor

 

 

 

Desilusión porque no era cáncer

 

 

 

 

 

 

 

“El centroforward murió al amanecer” es una obra de teatro del dramaturgo Agustín Cuzzani (1924-1987) que también fue llevada al cine con la dirección de René Mugica, en esta obra un millonario de nombre Lupus (lobo en latín) tenía el hobby de coleccionar seres humanos, compraba a aquellos que se destacaban en su actividad con la finalidad de tenerlos en su mansión incrementado su ego por la mera posesión de esas personas.

Algo parecido puede verse en las  películas de gangsters donde los mafiosos llegan a controlar, mediante pagos y extorsión, a una larga lista que incluye a políticos, jueces, periodistas y policías;  que en vez de velar por el bienestar de sus conciudadanos sólo cuidan descaradamente los oscuros intereses de los mafiosos.

La amplia libertad de la que disfrutamos todos los argentinos nos ha permitido presenciar un espectáculo que hasta hace poco era ocultado a la vista de las mayorías, nos referimos a esa actividad que ha desplegado el Grupo Clarín que ha salido de shopping para comprar una amplia gama de personajes de las más variadas profesiones, a diferencia de Lupus, el monopolio no ha hecho tanto hincapié en la calidad sino en la cantidad.

Políticos que se empeñan en trabar la designación de jueces en el Congreso, cuando esa resolución puede afectar los intereses económicos de las corporaciones, o cuyas intervenciones en la Cámara de Diputados son transmitidas en directo por el canal Todo Noticias a sabiendas que su exposición será para retransmitir las opiniones de Clarín.

Periodistas que ahora dicen exactamente lo contrario de lo que sostuvieron hasta hace muy poco, por la sencilla cuestión que fueron contratados por la empresa que los obliga a la humillación de mostrarse como verdaderos cruzados para mostrar que renegaron del periodismo independiente y pasaron a formar parte de las huestes clarinistas.

Jueces que servicialmente responden a las necesidades de la corporación interviniendo con rápidas cautelares para evitar que las leyes de la democracia se apliquen, generando un privilegio que los  ubica por encima del resto de los argentinos que estamos obligados a cumplirlas. Algunos de esos magistrados parecen haber sido contratados con cama adentro pues dan la impresión de vivir en los estudios de TN ya que salen al aire a toda hora.

Recientemente se supo que muchos de esos jueces acceden a viajes pagos por Clarín en hoteles de lujo en Miami, para evaluar con las máximas autoridades de la corporación la Ley de Medios, sobre la cual después deben adoptar decisiones en sus juzgados, es decir que aceptan dádivas de una de las partes en una cuestión sobre la que deben tomar decisiones, es difícil encontrar un caso más claro de corrupción.

También existen algunos constitucionalistas que parecen tener asignada una cama adentro del Grupo Clarín, en razón que cada vez que el monopolio necesita una opinión a favor de sus intereses económicos, ahí están ellos, no para defender a su comunidad, sino las finanzas de la corporación.

La Ley de Medios también viene a limitar ese poder corruptor del gran monopolio argentino, cuando la ley se aplique finalmente, tendremos una Argentina mucho más trasparente, como decía Cacho el centroforward que termina rebelándose contra el millonario Lupus: “No importa que haya lobos que quieran comprar la sangre y se apoderen de la alegría y la felicidad del hombre. Yo he luchado. He probado mis fuerzas y estoy seguro. Eso... no muere.”.

Pero en esta oportunidad, tal vez, podamos vencer al lobo.

Volver a la Página Principal