El Forjista

El pensamiento de Arturo Jauretche

Revisionismo Histórico


 "El que habla de lo que es el mitrismo, termina siendo un escritor desconocido y deja de escribir. Porque el problema es esta tiranía del aparato de la cultura. No estriba sólo en que agrandó a uno y agrandó a otro, no, a los que frustró, eso interesa. Porque puede haber un terco como Jauretche, que a los 70 años, sigue machacando, muy bien, pero la mayoría abandonó; la mayoría abandona, empieza a tener hijos, tiene que darle de comer a la mujer, se deprime, se desmoraliza. Quedan unos porfiados, como Scalabrini: Scalabrini estaba arriba, se puso en la posición nacional y se vino abajo y ya no tuvo más prensa y lo mismo les pasó a los Irazusta" Reportaje de 1971. Escritos Inéditos - Corregidor 2002.        

"Así, en la Argentina, el establecimiento de una verdadera cultura, lleva necesariamente a combatir la 'cultura' ordenada por la dependencia colonial. Implica, por lo tanto, una revisión respecto del pasado nacida de la búsqueda de las propias raíces que obliga a restaurar el prestigio de quienes fueron sumergidos por no ingresar a las jerarquías oficializadas; el impulso que destruye los falsos héroes consagra paralelamente a otros que responden a las exigencias de una verdadera cultura nacional. Es una especie de Renacimiento, de fe en la genuinidad de lo nacional que vertebra la violencia crítica a la 'intelligentzia' colonizada, que sólo tiene un valor sucedáneo caranete de originalidad como simple repetición de ajenos repertorios".Los Profetas del Odio y la Yapa. La colonización pedagógica. A. Peña Lillo Editor. Marzo 1975.  

"... pero se sigue adoctrinando sistemáticamente en la enseñanza de la historia para lo cual los réprobos son los que defendían la soberanía y los próceres los que la traicionaban para fines institucionales" Los Profetas del Odio y la Yapa. La colonización pedagógica. A. Peña Lillo Editor. Marzo 1975.  

"La inmigración vino a satisfacer las exigencias del complejo de inferioridad racial que padeció aquella generación de hispanos-americanos avergonzados de su origen y que se liberaban del mismo calificando al resto de connacionales como víctimas de taras congénitas que los hacían inadecuados para la civilización ; la promovieron, a pesar de sus reticencias en cuanto a los meridionales de Europa, porque su brazo y su técnica les eran imprescindibles para ese progreso soñado, y en función de ese progreso previeron un crecimiento de población por por la continuidad de la ola inmigratoria y el crecimiento vegetativo de los hijos del país nuevo".  El Medio Pelo en la Sociedad Argentina. A. Peña Lillo Editor. Septiembre 1974.

"Oigámoslo a Mitre en la oración pronunciada saludando a los soldados que venían de desangrarse en los esteros paraguayos:  'Cuando nuestros guerreros vuelvan de su larga y victoriosa campaña a recibir la larga y merecida ovación que el pueblo les consagre, podrá el comercio ver inscriptos en sus banderas los grandes principios que los apóstoles del libre cambio has postulado para mayor felicidad de los hombres' "

"Y véase ahora esto de Sarmiento que ajusta perfectamente al alcance de esa libertad de comercio y el límite fijado por sus apóstoles : 'La grandeza del estado está en la pampa pastora, en las producciones del norte y en el gran sistema de los ríos navegables cuya aorta es el Plata. Por otra parte, los españoles no somos ni industriales, ni navegantes, y la Europa nos proveerá por largos años de sus artefactos a cambio de nuestras materias primas' "    

"Así diría Billinghurst : ' Llegaremos a exportar manufacturas dentro de mil años', y Velez Sarfield , autor del Código Civil, codificará en una frase la política de una clase como inseparable del destino argentino: ' Es imposible proteger a los industriales, que son los pocos, sin dañar a los ganaderos, que son los más' ".  El Medio Pelo en la Sociedad Argentina. A. Peña Lillo Editor. Septiembre 1974.        

Volver a Página de Jauretche